La pandemia provocará la peor recesión económica en la historia de América Latina

21 de abril, 2020

A causa de la pandemia, las economías de América Latina y el Caribe registrarán una contracción del 5,3% en 2020, según dio a conocer hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Es la peor recesión de la región, junto con la de 1914 y la de 1930.

 

Según el informe, desde antes del coronavirus, América Latina y el Caribe ya acumulaba casi siete años de bajo crecimiento, con un promedio de 0,4% entre 2014 y 2019.

 

En ese contexto, la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, advirtió que la región sufrirá la peor recesión en toda su historia. En comparación, en la Gran Depresión de 1930 la actividad económica cayó 5% y en 1914 la baja fue del 4,9%.

 

“Los efectos del Covid-19 generarán la recesión más grande que ha sufrido la región desde 1914 y 1930; se prevé un fuerte aumento del desempleo con efectos negativos en pobreza y desigualdad”, declaró Bárcena en una presentación que realizó mediante videoconferencia.

 

La Argentina enfrentará uno de los peores escenarios, con una caída del PBI del 6,5% para este año. Ecuador, Saint Kitts y Nevis y México poseen las mismas proyecciones, mientras que los países con mayores recesiones son Venezuela (-18%), Santa Lucía (-8,1%) Granada, (-7,3%), Antigua y Barbuda (-7,2%) y Bahamas (-6,8%).

 

El organismo recalcó que la crisis provocará en el mediano plazo cambios estructurales en la organización productiva, el comercio internacional y el actual modelo de globalización.

 

“Es urgente acceder a recursos financieros con base en un apoyo flexible de los organismos financieros multilaterales, acompañado de líneas de crédito a bajo costo, alivios del servicio de la deuda y eventuales condonaciones”, señaló.

 

Y agregó: “Además se requiere repensar el modelo de inserción de la región y las alternativas de reactivación a la luz de los cambios estructurales que ocurrirán en la globalización y el mundo post Covid-19”.

 

La CEPAL pronosticó que América del Sur se contraerá 5,2% debido a que varios países de la región se verán afectados por la caída de la actividad en China, uno de los mayores mercados para sus exportaciones.

 

En ese sentido, destacó que el valor de las exportaciones caerá cerca del 15% y los mayores impactos se producirán en los países de América del Sur que se especialicen en la exportación de bienes primarios y, por lo tanto, son más vulnerables a la disminución de sus precios.

 

A su vez, el organismo que depende de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), advirtió que la tasa de desempleo se ubicará en torno al 11,5%, 3,4 puntos porcentuales más que en el 2019 (8,1%), con hasta 37,7 millones de desempleados.

 

 

Eso repercutirá en la tasa de pobreza, que aumentará 4,4 puntos porcentuales durante el 2020 y pasará de 30,3% a 34,7%. Esto significa un incremento de 29 millones de personas en situación de pobreza.

 

En la misma línea, la indigencia crecerá 2,5 puntos porcentuales, pasando de 11% actuales a 13,5%, lo que representa un incremento de 16 millones de habitantes.

“Los líderes del G-20 deben apoyar que las organizaciones multilaterales presten a tasas de interés favorables y alivien de la deuda de los países altamente endeudados, aplazándola o condonándola. De lo contrario, los pagos serán imposibles y se comprometerá el espacio fiscal. Se requieren medidas excepcionales para enfrentar una crisis sin precedentes. No habrá progreso sin cooperación y solidaridad internacionales”, concluyó.

Dejá un comentario