La CGT respaldó la oferta del Gobierno a los acreedores

25 de abril, 2020

El consejo directivo de la CGT aseguró hoy que “el destino del país está atado al resultado que se obtenga en la dura negociación con los acreedores financieros externos y en la batalla contra la pandemia de coronavirus”. Por eso, respaldó la oferta del Gobierno a los bonistas y ratificó que la deuda externa no puede pagarse sobre la base del sacrificio y “la pobreza de los trabajadores”.

 

Los cosecretarios generales y el titular del área de Prensa de la CGT, Héctor Daer, Carlos Acuña y Jorge Sola, señalaron en representación de la conducción de la central obrera que los argentinos enfrentan desde hace un mes con “responsabilidad y sacrificio” la batalla contra el coronavirus y “una dura negociación con los acreedores extranjeros”.

 

Un documento titulado “La CGT ante la deuda externa”, difundido hoy, aseveró que “el destino del país está atado al resultado que se obtenga en esos dos grandes desafíos” -la lucha contra la pandemia y la resolución de la negociación con los acreedores financieros- y señaló que “las condiciones sociales de Argentina no soporta más reveses y mucho del futuro colectivo depende de ello”.

 

En ese marco, sostuvo que el mundo después de la pandemia “debe cambiar las prioridades del capitalismo puro y duro”, al tiempo que aseguró que no se puede “pagar con más desigualdad: el límite a las propuestas se encuentra a consideración del estado de pobreza social en nuestro pueblos”.

 

La CGT analizó que del mismo modo que “los pobres enfrentan en lucha desigual su pobreza, los ricos deberán ajustar sus ganancias y aceptar las ofertas realizadas”.

 

La central obrera reiteró su acompañamiento a los gobernantes “en esta dura negociación”, y reafirmó el objetivo propuesto de que “la deuda no se negocie sobre la pobreza de nuestros trabajadores”.

 

 

La CGT añadió que los trabajadores acompañan a los gobiernos nacional y provinciales, de forma independiente de “su color político circunstancial”, y reafirmó que las propuestas a los acreedores “son avaladas por los argentinos”.

 

“No es posible pagar con más desigualdad. El límite a las propuestas está en la consideración de la situación de pobreza social de los pueblos. Así como los pobres enfrentan en una lucha desigual precisamente su pobreza, los ricos deberán ajustar sus ganancias y aceptar las ofertas realizadas. Unos puntos más de interés en el capital adeudado significa mucha más desigualdad social y mucho más tiempo para morigerar esa circunstancia”, puntualizó la central obrera.

 

Por último, los dirigentes sindicales ratificaron “el total apoyo” al gobierno nacional en “la dura negociación” y reafirmaron en nombre del movimiento obrero que “la deuda externa no puede abonarse con la pobreza de los trabajadores”.

Dejá un comentario