Kicillof define cómo asistir a los municipios

16 de abril, 2020

Por Pablo Varela

 

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, ya piensa en el mejor diseño posible para la distribución de fondos de asistencia a los municipios, que ven sus arcas vacías en el contexto del asilamiento obligatorio y la caída de la recaudación.

 

Así, lo transmitió el martes el propio gobernador a un grupo de intendentes del Frente de Todos del interior de la provincia a través de una videoconferencia, en donde comenzaron a trabajar sobre las posibilidades de flexibilizar el aislamiento para algunos rubros y sectores de la economía.

 

El mandatario comenzó el domingo pasado una ronda de reuniones con jefes comunales para seguir trabajando en los tres ejes centrales: el control territorial de la pandemia, el sistema sanitario, y a su vez el impacto económico en los municipios que cuentan con realidades dispares. En el primer encuentro estuvieron presentes intendentes de la primera y tercera sección electoral, allí donde se alberga el populoso conurbano.

 

El lunes, recibió en la gobernación a los representantes de Juntos por el Cambio: Julio Garro de La Plata (PRO) y Miguel Fernández   de Trenque Lauquen (UCR).

 

Ayer, completó la serie de encuentros y en La Plata esperaban hasta ayer las diversas propuestas que llegarían desde los municipios para flexibilizar la cuarentena. Entre hoy y mañana, Kicillof se reunirá con funcionarios de Nación “con un mapa detallado de la provincia” (el encargado de gestionar la relación con las provincias en el contexto de la pandemia es Santiago Cafiero), para evaluar la posibilidad de “abrir” (siempre con los cuidados del caso) el aislamiento en más de cincuenta municipios en los que no se registran contagios y por lo tanto no existe la circulación comunitaria del virus.

 

“El gobernador planteó que el aporte de la Nación tendrá un sistema de distribución con múltiples fases. Que contenga el CUD (coeficiente por el que se distribuye coparticipación) más NBI (necesidades básicas insatisfechas) y que va a ser aplicado a todos los municipios”, razonó una fuente de la provincia ante El Economista.

 

Tal como contó este diario la recaudación de la provincia cayó en el orden del 50% y esperan la asistencia financiera de Nación para poder hacerle frente a sus obligaciones. En La Plata la caída es del 40% pero en los distritos del conurbano es, en promedio mayor, El martes, Kicillof se retiró unos minutos antes de que finalice la reunión para hablar con funcionarios de Nación al respecto.

 

Los intendentes vienen alertando sobre la sus finanzas desde el inicio de la pandemia.

 

En algunos distritos del interior, en donde dependen fuertemente de la coparticipación la situación también es compleja. El intendente de 25 de Mayo (séptima sección), Hernán Ralinqueo, sostuvo ante este diario que de no recibir asistencia por parte de Nación o provincia, tendrá serias dificultades para hacerle frente al pago de salarios. Ralinqueo, (al igual que otros intendentes) ha tenido que diseñar un cronograma de pagos ara la contingencia privilegiando el funcionamiento de los servicios esenciales y el del servicio sanitario.

Dejá un comentario