Ingresarán US$ 3.000 millones menos de soja-dolares

6 de abril, 2020

Desde la expansión del coronavirus, Argentina se ha visto fuertemente afectada en cuanto al ingreso de divisas a causa de la caída del precio de la soja por la pandemia. Así lo aseguró el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-Cec), Gustavo Idígoras, que además indicó que en el corto plazo habrá un incremento de demanda internacional de granos para stockeo que el país “debe aprovechar”.

 

En una entrevista que concedió a la agencia de noticias Télam, Idígoras señaló el contexto internacional ha generado muchos impactos para Argentina, sobre todo como país agroexportador. “En primer lugar, porque no podemos controlar los precios internacionales. Si bien tenemos una posición fuerte en muchos productos, la verdad es que no somos fijadores de precios, sino tomadores”, afirmó.

 

“Esta situación del coronavirus afectó primero al precio de la soja, porque se suponía que iba a haber una prolongación de la crisis sanitaria en China durante todo el año y el precio pasó de US$ 360 a US$ 305. Esa caída representa para Argentina alrededor de US$ 3.000 millones al año de pérdida de precio, de ingresos de divisas”, indicó.

 

De acuerdo con Idígolas, ante este contexto lo primero que se observa es el mercado internacional de granos como “altamente volátil”. “Al mismo tiempo, tenemos una expectativa positiva del sudeste asiático que podría generar cierta sostenibilidad de precios y una buena demanda”, indicó.

 

“Lo que estamos viendo en el corto plazo es un crecimiento de demanda, particularmente vinculado al sobrestock de muchos países. Así como cuando un consumidor va al supermercado en estas condiciones y compra el doble de lo que compraría, el mundo también”, ejemplificó el ejecutivo, en referencia a la demanda de maíz y de harina de soja.

 

Otro de los factores que influyó fue en la baja de la entrada de divisas al país por medio del agro fue la ralentización logística que hubo durante unos días de marzo. “Hay un proceso más lento en la carga que tiene que ver con las medidas preventivas y con la reducción de personal en los distintos puertos y demoras en el arribo de los camiones”, dijo Idígoras.

 

Según comentó, hay plantas y puertos que tienen demoras de más de diez días, pero tienen un problema adicional que es el de la documentación de exportación. “La Aduana tiene menos personal, por lo tanto actúa más lento. Senasa también. Los bancos están cerrados, por lo que la documentación se hace caso a caso y de manera muy lenta. Además, la Cámara de Comercio decidió cerrar y no tenemos certificados de origen”, aseguró.

 

“Estaría bueno que ellos también abran, porque están obstaculizando el comercio exterior. Tenemos una larga lista de puntos críticos que generan un proceso más lento. Eso, en términos globales, no tendría que tener un impacto importante en el ingreso de divisas, pero sí ir retrasando el ingreso, por lo que es posible que veamos un abril atípico en el ingreso de divisas”, estimó.

 

Por otra parte, afirmó que es muy importante para ellos trabajar fuerte el tema de los municipios y sus restricciones, de corredores sanitarios seguros, etcétera, para que Argentina dé respuestas a estas necesidades internacionales, así como también como beneficio para el país por el ingreso de divisas.

 

***

Pandemia y silo bolsa

 

A medida que se avanza con la cosecha los granos, se empieza a notar las limitaciones que impone el aislamiento. Ante la dificultad de acceder a los puertos, se buscan alternativas para almacenar la mercadería. “Este año se guarda mucho más en silo bolsa e incluso hay convenios en los cuales se facilita los silos bolsa a asociados de cooperativas para que continúen con la cosecha”, dijeron desde la Bolsa de Comercio de Rosario.  También se manda a acopios, pero empieza a colmarse su capacidad. Los camiones hacen fletes cortos de forma habitual, pero viajan a los puertos mucho menos y solo se envían camiones que ya tenían ventas forwards comprometidas. “Incluso en algunas comunas se hicieron acuerdos para dejar de enviar camiones a los puertos por el momento. La restricción de la circulación provoca, además, que surjan problemas  a la hora de conseguir repuestos”, agregó la BCR.

Dejá un comentario