“Hoy la Argentina no puede pagar nada”, dijo Guzmán: más detalles de la propuesta, mañana

16 de abril, 2020

“Hoy la Argentina no puede pagar nada. No solo hoy no puede pagar nada, sino que durante ciertos años no podrá. Hay consenso de que tiene que haber una reducción fuerte de la carga de deuda, que puede tomar distintas formas”, anunció esta tarde el ministro de Economía, Martín Guzmán, en una conferencia de prensa. 

 

En ese contexto, presentó una propuesta para la reestructuración de la deuda de US$ 68.843 millones emitida bajo legislación externa, que incluye un período de gracia de tres años y una quita del 62% de los intereses.

 

 

Según el ministro, la Argentina no pagaría nada durante 2020, 2021 y 2022. Recién en el 2023 empezaría a pagar un cupón promedio, con una tasa de interés del 0,5% y “esas tasas irían creciendo pero hasta niveles sostenibles”. El interés promedio para la propuesta es del 2,33%.

 

Además, la oferta implica una reducción de capital de US$ 3.600 millones (equivalente a una quita del 5,4% sobre el stock adeudado) y la reducción de pago de intereses de US$ 37.900 millones (equivalente a una quita de intereses del 62%). 

 

 

“En el abordaje de estos problemas lo usual es forzar, en situación de recesión, mayores contracciones del Estado, contracciones fiscales. Y el resultado, la evidencia es abrumadora:  lo que ocurre es que las situaciones empeoran y hemos establecido un proceso para evitar que Argentina transite por una situación de ese tipo”, explicó el ministro de la cartera.

 

En cuanto a la capacidad de pago de la Argentina, Guzmán aseguró que el FMI también ha evaluado la situación y coincidieron de que el país no podrá pagar nada “durante ciertos años” y que tendrá haber una reducción de la carga de deuda.  

 

El ministro añadió que esa reducción se puede traducir en la reducción de capital, reducción de intereses, período de gracia y extensión de vencimientos. 

 

 

Y agregó que en el proceso de la negociación se ha tenido como criterio mantener conversaciones sobre “la base de la buena fe”, sobre lo que la Argentina efectivamente puede pagar y sostener en el tiempo, al mismo tiempo que el país crece, “lo cual es lo que llamamos el criterio de sostenibilidad”. 

 

En ese sentido, explicó que la cartera ha tenido conversaciones con los acreedores en donde se les presentó “lo que consideramos un marco macroeconómico consistente y sostenible” y resaltó de que el FMI también formó parte de proceso. 

 

Sin embargo, agregó que “aún no se ha llegado a un entendimiento entre Argentina y los bonistas” sobre que es sostenible. “Lo que dicen los acreedores externos es que tiene que haber más ajuste fiscal. Pero eso destruiría las oportunidades de millones de personas en Argentina, sería un problema para todo el territorio y es algo que no vamos a permitir. Hay un límite de hasta donde se pude ir, ese límite es la oferta que Argentina está presentando mañana”, manifestó.

 

La propuesta será presentada formalmente mañana ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (la famosa SEC) y va haber 20 días desde el lanzamiento formal de la oferta hasta el cierre de la misma. 

 

“Es un periodo suficiente para que nuestros acreedores puedan tomar decisiones y es un periodo en el cual entendemos que va a haber gente jugando muy fuerte. Aquí hay muchos intereses en juego y las voces de nuestros acreedores que obviamente buscan que Argentina pague más de lo que puede pagar, van a estar resonando”, aseveró.

Dejá un comentario