Guzmán buscará una quita en línea con la sugerida por el FMI y un canje rápido

1 de abril, 2020

De acuerdo con el cronograma que había publicado el Gobierno, la fecha final de renegociación para la renegociación de la deuda externa con los acreedores privados estaba pautada para ayer 31 de marzo. Por su parte, la propuesta oficial estaba prevista ser presentada a mediados del mismo mes, apenas unos días antes del cierre de esta negociación.

 

Sin embargo, el impacto de la pandemia del coronavirus sobre los mercados financieros en el mundo retrasó los tiempos de todo este proceso: finalizó marzo y la renegociación no tuvo lugar. Incluso, aún se desconoce la oferta oficial, ante el avance del coronavirus, ya que las cuarentenas empezaron a implementarse precisamente durante la misma semana en que dicha propuesta iba a ser anunciada.

 

Ayer, el ministro de Economía, Martín Guzmán, recibió a la prensa en el edificio de Hacienda. Durante el encuentro, el titular de la cartera económica dijo que aún no hay una fecha estipulada y anticipó que durante las próximas semanas presentará su propuesta a los bonistas, con quienes estará conversando esta y la próxima semana.

 

La oferta de Guzmán, aunque no fue explicitada, estará en línea con lo que recomendó el Fondo Monetario Internacional (FMI), que hace unas semanas publicó un documento en el que describió a la deuda privada argentina como “insostenible” y reclamó una “solución definitiva”.   Podría haber “múltiples combinaciones” entre períodos de gracia, reducción de cupones y extensiones de vencimiento, dijo.

 

En ese sentido, el organismo multilateral le pidió a los acreedores privados una “contribución apreciable”, que según sus cálculos implicaría una reducción de los pagos que va de US$ 55.000 millones a US$ 85.000 millones en diez años. Además, con un período de gracia de cinco años para el comienzo de los pagos.

 

“La oferta no tiene porqué ser exactamente igual, pero sí prestamos atención a las sugerencias del staff técnico del FMI”, afirmó Guzmán, que también detalló que le podrían brindar a los acreedores un bono atado al PIB “si es de su interés”.

 

Durante el encuentro, el ministro anunció también que buscará un nuevo acuerdo con el FMI para refinanciar los US$ 44.000 millones que el organismo multilateral le desembolsó al país en el marco del acuerdo crediticio pactado a mediados de 2018.

Dejá un comentario