Gobierno renovó guiños hacia oposición friendly

29 de abril, 2020

Gobierno renovó guiños hacia oposición friendly

 

En medio de la pandemia por coronavirus y mientras la tensión y las declaraciones cruzadas crecen en el Congreso, el presidente Alberto Fernández volvió a mostrarse ayer, con el intendente de Vicente López, y uno de los máximo exponentes del ala dialoguista de Juntos por el Cambio, Jorge Macri.

 

Los funcionarios visitaron los módulos instalados en el polideportivo que sirven para atender y controlar pacientes con síntomas, y que cumplen con el debido aislamiento.

 

La foto con el intendente PRO volvió a darse en momentos donde la oposición legislativa, lanza duras críticas a la gestión de Fernández y reclama por un mejor funcionamiento del Poder Legislativo.

 

“Junto al Presidente de la Nación, @alferdez recorrimos el Hospital de Campaña que instalamos en el Campo Deportivo Nro 1, que en unos días estará funcionando para atender y controlar pacientes Covid-19 con síntomas leves y así garantizar que cumplan el debido aislamiento”, sostuvo el jefe comunal que ha mantenido públicamente una postura distinta respecto del ala dura del PRO.

 

También ayer, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, recibió en Casa de Gobierno al jefe de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, en el marco de las reuniones regulares que mantienen para coordinar acciones conjuntas con el fin de contener los efectos de la pandemia de coronavirus.

 

Durante el encuentro, De Pedro y Rodríguez Larreta acordaron seguir trabajando en una agenda común para los próximos 10 días evaluando la situación en la zona metropolitana, principalmente en lo referido al tránsito y circulación de personas, medidas de seguridad en el transporte público de pasajeros y el cumplimiento del aislamiento social obligatorio y preventivo.

 

En ese marco, Nación y Ciudad vienen trabajando coordinadamente y centralizando esfuerzos en las medidas de prevención, como la instalación de cámaras térmicas para tomar la temperatura en las estaciones de trenes de Constitución y Retiro, la desinfección en los medios de transporte y los operativos de control vehicular.

 

Luego del anuncio de Fernández el fin de semana pasado donde extendía el aislamiento, se habían generado algunos roces con los mandatarios producto de la mala comunicación. Según dejaron trascender algunas fuentes porteñas, Larreta se enteró por los medios de la posibilidad de habilitar horas de esparcimiento, lo que finalmente el Gobierno de la Ciudad no hizo, a la espera del pico de contagios en las próximas semanas.

 

Con un sector de la oposición tensando la relación con el oficialismo, el Gobierno volvió a enviar un mensaje de buen diálogo y trabajo coordinado, fundamentalmente con los jefes territoriales de la oposición, quienes tienen la responsabilidad de administrar distritos.

 

Siempre en la línea de bajar la tensión, el Presidente habló con su par uruguayo, Luis Lacalle Pou, luego de los cortocircuitos que se generaron en el Mercosur, producto de la decisión argentina de retirarse de la negociación con Corea del Sur.