Frente de Todos rechazó el proyecto de Emergencia Económica de Larreta: “Es un cheque en blanco”

30 de abril, 2020

El bloque del Frente de Todos de la Legislatura porteña manifestó hoy su rechazo al proyecto de Emergencia Económica que propuso el Jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta. El partido lo considera un “cheque en blanco” en donde “ni siquiera dice dónde van los recursos”. 

 

“La Ciudad necesita una Ley de Emergencia, pero debe ser para ayudar a la gente y en este proyecto eso no está claro. Lo que nos proponen es un cheque en blanco. No podemos acompañar un proyecto de emergencia que ni siquiera dice a dónde van los recursos porque nada nos garantiza que vayan al sistema de salud o a proteger a la población vulnerable”, explicaron los legisladores a través de un comunicado de prensa. 

 

El proyecto del Gobierno porteño propone redireccionar partidas presupuestarias al área sanitaria para enfrentar la pandemia de coronavirus y para obtener un financiamiento que compense la caída de la recaudación fiscal generada por el aislamiento social obligatorio. 

 

“Nos preocupa que el proyecto concede una serie de superpoderes para el Ejecutivo de la Ciudad sin establecer mecanismos de control confiables. La única garantía es una comisión de seguimiento que ni siquiera sabemos quién presidirá. Como legisladores, queremos ejercer nuestras responsabilidades y no que las recorten. Este es un momento para fortalecer las instituciones, no para achicar sus funciones”, agregaron.

 

Y añadieron: “Venimos reclamando más recursos para los barrios populares, insumos para los trabajadores de la salud, refuerzos alimentarios para la población más humilde y medidas concretas para atender las necesidades de los distintos sectores económicos de la Ciudad que están siendo afectados por la caída de la actividad como las pymes, los pequeños comerciantes y monotributistas, entre otros”.

 

En ese sentido, señalaron que el “Gobierno de la Ciudad destina sus recursos a la compra de material antidisturbios y a barbijos vencidos y con sobreprecios” y agregaron que “no podemos apostar por un proyecto que recorta programas sin precisar qué destino tendrá”. 

 

Como contrapropuesta, el FdT presentó un proyecto alternativo en su dictamen de minoría, que incorpora a la Ley de Emergencia la protección a las actividad económicas más golpeadas, como restaurantes, hoteles, taxis, centros culturales y clubes deportivos. 

 

Además, establece el deber de convocar a la Auditoría General de la Ciudad a realizar un examen de las compras y contrataciones , contempla un refuerzo del programa Ciudadanía Porteña y la obligación de destinar recursos para atender situaciones de violencia de género, como difusión, acceso a la justicia, acompañamiento, refugios y subsidios.

 

“Nos encontramos con un proyecto que como solución plantea recortes en áreas fundamentales como vivienda y ajuste en los salarios de los trabajadores estatales. Pedimos que se reorienten las prioridades para hacerle frente a esta situación de la mejor manera posible”, concluyeron desde el bloque opositor.

 

Uno de los puntos que generó mayor discrepancia en el proyecto oficialista fue la posibilidad de escalonar el pago de sueldos de aquellos empleados de la Ciudad que perciben más de tres salarios mínimos. Al respecto, la legisladora del bloque Ofelia Fernández expresó que “la propuesta de Larreta implica flexibilizar las condiciones laborales de quienes trabajan en el Estado, habilitando pagos diferidos y en cuotas”. “¿Cómo cuidamos a quienes trabajan si ni el Estado da el ejemplo?”, sentenció.

 

 

Según fuentes legislativas, la Ley de Emergencia Económica podría tratarse la semana próxima, en una sesión convocada para el jueves 7 de mayo.

Dejá un comentario