Estudio: los subtes propagaron de forma masiva el coronavirus en la ciudad de Nueva York

16 de abril, 2020

Un nuevo estudio argumenta que los subterráneos y colectivos de la ciudad fueron un “gran difusor” del coronavirus en Nueva York.

 

El documento, del profesor de economía y médico del MIT Jeffrey Harris, apunta a un paralelismo entre la alta cantidad de pasajeros “y el rápido aumento exponencial de las infecciones” en las primeras dos semanas de marzo, cuando los trenes subterráneos todavía estaban llenos de hasta 5 millones de pasajeros por día.

 

“El sistema de metro multicéntrico de la ciudad de Nueva York fue un importante diseminador, si no el principal vehículo de transmisión, de la infección por coronavirus durante el despegue inicial de la epidemia masiva”, argumenta Harris, que trabaja como médico en Massachusetts.

 

Si bien el estudio reconoce que los datos “no pueden responder por sí solos la cuestión de la causalidad”, Harris dice que las condiciones de un típico vagón de subte o colectivo coinciden con la comprensión actual de cómo se propaga el virus.

 

“Sabemos que el contacto cercano en el subterráneo es totalmente consistente con la propagación del coronavirus, ya sea por gotitas inhalables o fómites residuales que quedan en las barandas, manijas de agarre y esos postes lisos, metálicos y verticales que todos comparten”, escribe.

 

Pero algunos expertos y funcionarios de tránsito cuestionan los hallazgos del estudio.

 

El profesor de salud pública de la Universidad de Hofstra, Anthony Santella, dijo al NYPost que “no estaba sorprendido” de que hubiera una correlación, pero cuestionó la conclusión de Harris.

 

“Estamos hablando de principios de marzo antes de que se implementaran las medidas restrictivas de control de salud pública”, dijo Santella.

 

“Ciertamente no está relacionado únicamente con el sistema de metro. Es por nuestros propios comportamientos y cuando estas otras medidas entraron en vigencia ”.

 

El presidente de la MTA (Autoridad Metropolitana del Transporte​ de Nueva York), Pat Foye, se hizo eco de ese punto en comentarios a los periodistas el miércoles por la tarde, calificando el estudio como “defectuoso”. Señaló que el gobernador Andrew Cuomo cerró todas las empresas no esenciales el 20 de marzo.

 

“La densidad social fue el resultado de muchos factores: negocios, restaurantes, bares, Madison Square Garden, estadios deportivos, conciertos y las cosas que hacen que Nueva York sea lo que es”, dijo Foye.

 

Dejá un comentario