El 80,8% de los hogares del país tuvo algún tipo de deuda en abril

28 de abril, 2020

Con la actividad económica frenada a causa de la pandemia, el 80,8% de los hogares argentinos “quedó debiendo algo” en abril. Las deudas bancarias sumaron $1,2 billones y las “no bancarias” llegaron a $504.000 millones, según un informe que difundió hoy el Centro de Economía Regional y Experimental (Cerx).

 

La deuda alcanzó los $1,7 billones al 24 de abril, afectando a 11,1 millones de hogares. La deuda promedio por familia fue de $149.406, la cual no incluye costos asociados a moras y retrasos, que fueron en incremento desde el inicio de la cuarentena y podrían llegar a ser más del 50% del stock.

 

 

“Dejar de pagar compromisos y acumular deudas fue una de las estrategias de las familias para sobrevivir sin ingresos o con recortes de ingresos en marzo y abril. Para principios de mayo esa situación se habrá agravado, incluso a pesar de las ayudas del Estado, que hoy se están utilizando mayormente para alimentos y otros gastos corrientes necesarios impostergables”, señaló el informe.

 

En abril, la deuda “no bancaria” más frecuente fue el atraso en el pago de servicios como luz, gas, agua, cable, teléfono, internet o expensas, que afectó al 70% de los hogares de la Argentina. La deuda promedio fue de $10.585 por familia y representó el 20,3% de la deuda no bancaria ($102.207 millones).

 

Lo siguió el incumplimiento de impuestos, sobre todo los referidos al impuestos inmobiliario y patentes, y afectó a 6,3 millones de hogares. La deuda promedio fue de $15.845 por hogar y representó el 19,9% de la deuda no bancaria ($110.433 millones). Según el informe, “hay que tener en cuenta que muchas familias ya acumulaban deudas, por eso es tan alto el stock”.

 

El tercer endeudamiento fue el mantenido con prestamistas y financieras y afectó a casi 1,5 millones de hogares, con un monto promedio de $62.539 cada uno. La misma representó el 18,6% de la deuda no bancaria y llegó a los $93.805 millones.

 

“Se trata de uno de los pasivos más sucios, por los altos costos que conllevan y por las presiones que dependiendo quien sea el prestamista, reciben las familias para cancelarlos”, analizaron desde el Cerx.

 

Otros ítems que conforman la deuda no bancaria familiar incluye los gastos relacionados con el seguro y la cuota del auto ($70.904 millones), deudas con familiares y amigos ($64.720 millones), alquileres impagos ($42.889 millones), cuotas de instituciones educativas ($23.36 millones) y deudas con comercios por ventas “fiadas” ($5.251 millones).

 

En total, la deuda “no bancaria” estimada por Centro de Economía fue por $503.574 millones y afectó a 10,8 millones de hogares en abril, lo que representa el 78,4% de los hogares del país.

 

“La deuda no bancaria requerirá negociaciones de partes, pero preocupa sobre todo la acumulada con prestamistas, que implican altos riesgos tanto para la economía como para la seguridad de los hogares”, señaló el informe.

 

Por otro lado, la deuda bancaria, según el BCRA, alcanzó los $1.159.933 millones al 22 de abril y el monto se reparte entre deudas con tarjetas de crédito ($535.881 millones), préstamos personales ($404.919 millones) y créditos hipotecarios y prendarios ($218.000 millones).

 

 

“En el caso de las deudas bancarias, las familias deberán afrontar enormes cargas de intereses si el gobierno no toma medidas sobre ese costo. Incluso la refinanciación automática de tarjetas de crédito que se realizó con las deudas de marzo conlleva una tasa muy alta en el contexto actual de la argentina”, remarcó Cerx.

Dejá un comentario