Empresarios pidieron que se suspendan los cobros de alquileres a comercios e industrias paralizadas

27 de abril, 2020

venta minorista fecoba comercios

La Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) solicitó hoy la suspensión del cobro de alquileres para los comercios e industrias que detuvieron sus actividades por el aislamiento social obligatorio.

 

“El empresario tiene que afrontar salarios, gastos, sus deudas del giro comercial, y esto lo saca de su capital de trabajo, con serias posibilidades de perderlo todo, mientras que el propietario del inmueble no está resignando su renta, y su capital jamás estará en riesgo, que es el local mismo”, destacó el presidente de CGERA, Marcelo Fernández.

 

La propuesta incluye a todo inmueble comercial, sea para local de venta minorista, propiedad industrial, oficinas, consultorios o depósito de mercadería, sea temporario o por tiempo prolongado.

 

También consideraron que se deberían incluir los alquileres de suma fija, los mínimos garantizados, la llave y proporcionales de adelantos a través de mutuos, “una práctica normal en este tipo de transacciones”.

 

“A pesar de que los comercios son clientes de los bancos hace años, las entidades no les cubren los cheques. Por esta situación están cerrando muchos comercios, especialmente los que se encuentran en los shoppings. Esta situación es un gran perjuicio porque la industria pyme, proveedora de estos comercios, no va poder cobrarle a nadie”, agregó el presidente de la Confederación.

 

Además, los empresarios pyme plantearon la posibilidad de que el cobro de los gastos y expensas sea compartido entre propietarios e inquilinos. “Esto, además de un esfuerzo compartido, es equitativo para todos. En esta crisis si todos perdemos un poco, podremos salir adelante”, señaló Fernández.

 

 

Por su parte, el secretario general de CGERA, Raúl Zylbersztein, remarcó que “muchas empresas tienen facturación cero y están obligadas a pagar los alquileres con la única ayuda de no subirse su valor” y añadió que “la cuarentena no le pega de la misma manera al comerciante que al rentista inmobiliario”.

 

“Es necesario incluir a los consultorios y oficinas que estén cerrados ya que muchos profesionales, como contadores, abogados, o médicos, tienen oficinas alquiladas y deben soportar todo el peso del aislamiento, mientras que el rentista no”, concluyó Zylbersztein.

Dejá un comentario