Empresarios apoyan plan de Guzmán para evitar default

30 de abril, 2020

 

Empresarios de diferentes segmentos de la economía, tanto pymes como grandes, pidieron ayer que el resto del empresariado y “todos los sectores de la sociedad” acompañen la propuesta de reestructuración de deuda presentada por el Gobierno, porque “del resultado de este proceso depende el futuro” próximo de la Argentina.

 

Consultados por Télam, los ocho ejecutivos que firmaron la solicitada de apoyo a la negociación que lleva adelante el Gobierno, subrayaron que “un buen acuerdo” con los acreedores permitirá hacer “más sustentables” los compromisos del país y “enfrentar de mejor manera” el escenario post pandemia de coronavirus.

 

El presidente de Laboratorios Richmond, Marcelo Figueiras, sostuvo que “la propuesta es buena y sustentable en cuanto a posibilidad de pago”, porque destacó que “se basa en un estiramiento de plazos y reducción de tasas que nos permitirá volver a crecer, poniendo prioridad en la gente”.

 

“La intención es construir consensos, apoyar al Presidente (Alberto Fernández) y a toda la dirigencia que cerró filas detrás de la oferta a los bonistas”, indicó Figueiras, quien aseguró que “es el momento de generar consensos, para que nos vaya bien a todos, y para eso le tiene que ir bien al Gobierno”.

 

“Así como se unió la ciencia, se tendrían que unir los sectores económicos y sociales para un proyecto común que nos dé fuerza”, agregó.

 

  • Por su parte, la presidenta de la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (UART), Mara Bettiol, afirmó que “tiene especial relevancia la vocación de pago del Gobierno, como así también la importancia de arribar a un acuerdo con los acreedores”, y subrayó que “es clave para la recuperación de la economía y por ende para el progreso y bienestar de todos los argentinos”.

 

“En las ART la pandemia afecta por partida triple, en el accionar, en la cobertura para determinados sectores y en la delicada situación económica financiera del sistema”, indicó Bettiol, quien subrayó: “Seguimos con expectativas las medidas que venimos proponiendo para mejorar en cada uno de tales aspectos”.

 

  • En tanto, el presidente de la Federación de Comercio e Industria porteña (Fecoba), Fabián Castillo, consideró que “en estos momentos hay que estar codo a codo con el país y se requiere encontrar una salida lógica a este proceso de endeudamiento”, y sostuvo que para eso “se necesita que toda la dirigencia se una ante un objetivo común: ayudar a que la crisis no sea aún más grave”.

 

“Represento y defiendo a las pymes que son las que dan empleo al 80% de los argentinos. Y si el país no crece, y las pymes se hunden, nunca vamos a poder honrar la deuda”, afirmó Castillo, quien opinó que “un default sería grave para el país, por lo cual hay que extremar las acciones para evitarlo, pero también hay que entender que la deuda tal como está contraída es de cumplimiento imposible, sobre todo en estos momentos”.

 

En la misma línea, el director de Celulosa Argentina, José Urtubey, estimó que “la oferta en términos generales es razonable y hay espacio para lograr un acuerdo”, y señaló que “la Argentina está en un proceso de renegociación de la deuda y es importante sumar nuestro apoyo”.

 

  • “Soy optimista, hay margen para que las partes acuerden, pero es importante que no se logre a cualquier precio porque no se puede hipotecar el futuro, con lo que eso significa para el desarrollo del sector industrial”, indicó Urtubey, quien remarcó: “Creemos y aspiramos que no llegaremos al default, que sería un gran problema para el futuro de la economía e impactaría en el financiamiento para el sector privado”.

 

  • Del mismo modo, el presidente del financiero Grupo ST, Pablo Peralta, sostuvo que “hay que apoyar la propuesta, que en el mercado no es mala, y el proceso de que por tres años la Argentina no pague nada debería acompañarlo toda la sociedad”, y afirmó que se trata de “una negociación que pone en juego el futuro de la macroeconomía de los próximos siete años como mínimo para el país”.

“El escenario que quede después de la pandemia, va a estar condicionado por cómo se arregle la deuda. Todo lo que se pague de más lo vamos a necesitar”, afirmó Peralta, quien remarcó que “hay muchos empresarios en la lista de los subsidios para rescatar empresas que deberían pensar si quieren que se pague eso o la deuda”.

 

  • Por su lado, el vicepresidente de la productora de café Cabrales, Martín Cabrales, opinó que “la propuesta está muy bien en cuanto a que Argentina necesita que sea sostenible en el tiempo”, y destacó que “la deuda es una cuestión de Estado, no de un gobierno u otro”.

 

“Todos los argentinos tenemos que apoyar, todos los sectores de la sociedad, un buen acuerdo para poder tener financiamiento tanto para lo público como para lo privado, y reconstruir la economía productiva y que haya más empleo. Lo que interesa es el financiamiento productivo internacional”, subrayó Cabrales.

 

  • En tanto, el director de Globant, Martín Umaran, sostuvo que “es muy importante que el Gobierno haya comenzado el proceso de negociación de la deuda”, y subrayó que “un default es siempre muy grave para un país, y todavía peor en estas circunstancias”.

 

“Espero que podamos llegar a un acuerdo que sea beneficioso para todos”, indicó Umaran, fundador de uno de los cinco unicornios argentinos.

 

  • Por último, el presidente de la Asociación de Aseguradoras del Interior (Adira), Alejandro Simón, consideró que “es sumamente importante que haya un acuerdo con nuestros acreedores y no caer en default, para no cerrar las puertas del financiamiento externo y aislarnos del mundo”.

 

“Sobre la propuesta puntual rescato la intención del Poder Ejecutivo en darle prioridad a este tema y pienso que es muy positivo el tema de la sustentabilidad en el tiempo”, sostuvo Simón.

 

Más apoyos

 

Ayer por la tarde, además, se sumaron otros apoyos. Argencon, entidad formada por las empresas líderes de la Economía del Conocimiento, manifestó que uno de los pilares fundamentales para la reactivación de nuestro aparato productivo es el acceso normal a los mercados internacionales de crédito, condición que requiere una exitosa negociación de nuestra deuda externa por parte de las autoridades del Gobierno Nacional con los acreedores internacionales. “Por ello, alentamos la reciente apertura formal de negociaciones que esperamos lleven a nuestro país a establecer en muy corto plazo un cronograma de pago de los servicios externos compatible con nuestro desarrollo económico y social”, agregaron.

 

“Esta necesidad se hace aún más imperiosa en la coyuntura actual, en que la actividad económica está gravemente afectada por las consecuencias de la pandemia que ha provocado una agudización de la recesión en niveles impensados hace tan solo pocos meses (…) Para desplegar la capacidad transformadora de nuestras industrias se requiere eliminar progresivamente la incertidumbre en nuestro contexto macroeconómico, objetivo directamente relacionado con la normal integración de nuestro país a los mercados financieros globales. Por todo ello, deseamos a nuestras autoridades una gestión exitosa en la negociación de los términos de cancelación de nuestra deuda”, agregó la cámara que nuclea a las empresas del sector.

Dejá un comentario