El PIB puede caer hasta 10% en 2020

10 de abril, 2020

Pronosticar qué ocurrirá con Argentina suele ser difícil en tiempos normales. Con una cuarentena de duración incierta, que se monta sobre una recesión preexistente y un mundo en terra incognita, es casi un trabajo de riesgo. Pero sigue siendo necesario. Acaso, más que nunca. Por si fuera poco, el país está coqueteando con un default que, obviamente, empinaría el tobogán.

 

Los pronósticos para el PIB de 2020 han venido cayendo y los riesgos son claramente a la baja. Hay, sin embargo, algo de información para modelar proyecciones. Ya van 3 semanas (parecen meses) de “aislamiento obligatorio” y hay estadísticas de alta frecuencia que incorporaron el shock.

 

 

Un interesante trabajo del economista Joaquín Pastor, al que accedió El Economista, proyecta que el rango de caída del PIB estará entre 6% y 10%. “En 2020, la economía va a caer de una manera más fuerte de lo que se está diciendo: entre 6% y 10% asumiendo que no vamos más allá de abril con la cuarentena estricta”, dice Pastor. Para dar una idea de la magnitud de esta cifra, sería el peor año desde el -11% de 2002.

 

“Los números cambian dependiendo de lo que haga el gobierno pero se basan en supuestos razonables”, dice Pastor.

 

 

Su escenario base se construye sobre una caída de -1,4% del PIB (que era la previa a la pandemia), escenarios de duración de cuarentena plena diferenciados por sector (por ejemplo, 10 semanas para hotelería y restaurantes, y 6 semanas para comercio e industria hasta retomar la actividad “plena”) y distintos niveles de afectación de cada sector (durante la cuarentena, hotelería y restaurantes funcionan al 10%, industria al 50% y comercio al 30%). Son cifras incluso más conservadoras -con menores caídas- que las que muestran las estadísticas de Google que sobre el movimiento de las personas.

 

Los pocos números que se van conociendo son muy negativos y confirman esta tendencia.

 

“Los datos de producción siempre se publican con un desfasaje importante, pero ya tenemos algunos números de marzo que sugieren una caída dura”, dice Pastor.

 

  • ADEFA. La producción de autos en marzo derrapó 34%, luego de un primer bimestre estable.
  • Grupo Construya. El proxy de la construcción privada se derrumbó 40% en marzo: venía cayendo 5% en el 1° bimestre.
  • AFPC. Los despachos de cemento ajustaron 47% en marzo, en el nivel más bajo en 14 años.

 

Son todas cifras interanuales.

 

Los números de demanda de electricidad y la coparticipación impositiva que se puede ver diariamente también dicen lo mismo.

 

  • CAMMESA. La demanda de industrias se apagó 46% interanual y el consumo hogareño ajustó 8%
  • DN de Asuntos Provinciales. La coparticipación viene al 35%-40% interanual pero, si se quita la inflación, da negativo alrededor 10%.

Dejá un comentario