El Gobierno evaluará nuevas excepciones

20 de abril, 2020

El presidente Alberto Fernández y su equipo de gobierno encaran la última semana del aislamiento social obligatorio con el objetivo de comenzar a pensar cómo flexibilizar gradualmente algunas áreas.

 

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, que es el principal encargado desde el ala política de administrar la relación con la pata económica y territorial de los gobernaciones, ha venido recopilando las distintas propuestas ara en algunas zonas del interior (incluso también del interior bonaerense que tiene 58 municipios sin contagios detectados) y comenzará a definir nuevos esquemas a lo largo de esta semana.

 

Voceros de Casa Rosada aseguraron ante este medio que la flexibilización será muy específica, que no habrá grandes modificaciones y que la principal preocupación continúa siendo el área metropolitana.

 

En el Gobierno entienden que el aislamiento ha dado resultados y la curva de contagios se ha aplanado de manera tal que el pico se prevé para mediados de mayo, o bien para la segunda quincena.

 

Según pudo averiguar El Economista el sábado por la tarde, el presidente Fernández mantuvo una videoconferencia con intendentes del interior del país a los que les dijo: “ahora viene lo peor”.

 

Mientras el Gobierno busca efectivizar el paquete de medidas que ya ha anunciado, como el IFE (Ingreso Familiar), los ATP, o bien los créditos para pymes que permitan financiar las nóminas salariales, se busca “abrir” algunas ramas, en zonas específicas, y con protocoles previamente diseñados y aprobados por el ministerio de Salud.

 

El último fin de semana el Gobierno incorporó once actividades a la lista de las exceptuadas a través de Decisión Administrativa 524 de Jefatura de Gabinete, llevando el número de excepciones a 59. Durante esta semana, habrá 11 actividades más en evaluación por pedido de los gobernadores, que la semana pasada salieron a bancar fuertemente (en todo el arco político) la propuesta a los bonistas privados con legislación extranjera.

 

Las provincias también, expresaron días atrás la preocupación por la situación económica, la caída de la recaudación en sus arcas provinciales.

 

En ese marco, ayer Fernández sostuvo que la emisión de monedas por parte de las provincias, no está siendo contemplada.

 

“Las cuasimonedas están desterradas, fueron una emergencia de la convertibilidad¨, dijo en declaraciones al ser consultado sobre el sistema monetario en el marco de la crisis económica.

 

En ese sentido, el Presidente consideró que el Estado tiene que ser “muy cuidadoso con la emisión y actuar con seriedad; lo que puede ser pan para hoy se puede convertir en hambre para mañana. Hay que entender que hay una emergencia y que debemos trabajar para que la economía no se caiga”, reflexionó el jefe de Estado.

 

Al mismo tiempo, el Presidente asumió que “hay que tratar de que, cuando todo esto pase, el país esté de pie para poder seguir como el día anterior al arranque de la cuarentena”, intentando dejar un mensaje positivo.

 

Dejá un comentario