El Gobierno amplió el paquete de asistencia económica y la ayuda asciende a $850.000 millones

20 de abril, 2020

Moroni Kulfas

Con el objetivo de brindar asistencia a empresas, monotributistas y autónomos afectados por el aislamiento obligatorio, el Gobierno dispuso la ampliación del Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP). Con el nuevo paquete de medidas, la inversión del Estado para paliar los efectos del coronavirus asciende a los $850.000 millones, alrededor del 2,9% del Producto Bruto Interno (PBI).

 

“Hemos evaluado la necesidad de ampliar el paquete de ayuda y de hacerlo más sencillo”, expresó el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, en una conferencia de prensa que brindó esta tarde junto al ministro de Trabajo, Claudio Moroni. Y agregó que el “paquete tiene como objetivo principal preservar el trabajo y la economía nacional”.

 

En concreto, el Decreto 332/2020 publicado hoy en el Boletín Oficial, prevé que el Estado pagará a comienzos de mayo, a través del ANSES, hasta el 50% del salario de todos los empleados del sector privados que trabajen en empresas que se han visto afectadas por la pandemia.

 

“El 80% de los trabajadores del sector privado van a estar cobrando una suma que es la mitad del salario que cobraron en el mes de febrero, completamente abonado por el Estado, a través de la ANSES”, señaló Kulfas. El pago tendrá un piso equivalente a un Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM) y un techo de dos SMVM.

 

Además, el seguro de desempleo pasará de $6.000 a $10.000 y se brindarán créditos a Tasa Cero, sin costo financiero y con garantía estatal, para las personas adheridas al Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes y para los trabajadores autónomos.

 

El Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP) dispondrá de $11.000 millones para solventar el costo financiero de los préstamos. A su vez, el Fondo de Garantías Argentino (FOGAR), contará con $26.000 millones para respaldar el financiamiento.

 

También se estableció simplificar las condiciones para acceder a la reducción de hasta el 95% en el pago de contribuciones patronales, ya que el beneficio no será exclusivo para empresas de hasta 60 empleados.

 

Moroni destacó que, si bien en un principio el programa ATP era para las pymes, las medidas actuales abarcan a todas las empresas, independientemente de su tamaño. “Todas las empresas pueden acceder a esto más allá de la cantidad de trabajadores que tengan”, aclaró.

 

Sin embargo, es necesario contar con algunas condiciones. El aislamiento social tiene que haber afectado de forma crítica las actividades económicas de la empresa; tener una cantidad relevante de trabajadores con Covid-19, en aislamiento obligatorio o trabajadores en grupo de riesgo o con obligaciones de cuidado familiar; o haber sufrido una sustancial reducción de las ventas con posterioridad al 12 de marzo.

 

Las medidas fueron analizadas en una reunión del Gabinete Económico que se llevó a cabo esta mañana en la Casa Rosada. El encuentro fue encabezado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y contó con la participación de Kulfas, Moroni, y el ministro de Economía, Martín Guzmán, además de la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco.

 

También estuvieron presentes los presidentes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, y del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Miguel Pesce.

 

 

A dónde fueron a parar los $850.000 millones

 

En detalle, el Gobierno informó que $70.000 millones serán destinados para el pago del Salario Complementario, $11.000 millones para en subsidios de tasa para el crédito a monotributistas y $26.000 millones en garantías para los creditos para monotributistas.

 

A eso se le suman $80.000 millones que se utilizarán para el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), $14.000 millones en refuerzo a la Asignación Universal por Hijo (AUH), $13.500 millones en bonos para jubilados y pensionados, $10.000 millones en diferimiento de deudas de jubilados y pensionados, $1.200 millones en refuerzo de planes sociales, $7.800 para el Plan Procrear, $7.000 millones en alimentos a comedores, $100.000 millones para la inversión de obra pública, $30.000 millones para el FOGAR, $8.000 millones en créditos para pymes y teletrabajo y $2.400 millones en créditos para parques industriales.

 

Por último, se destinarán $470.000 millones en créditos a empresas, monotributistas y autónomos. Todo el mega paquete da un total de $850.900 millones de pesos, US$ 13.091 millones o 2,9% del PBI.

Dejá un comentario