El FMI sobre América Latina: “La región tiene ante sí el espectro de otra década perdida”

16 de abril, 2020

FMI Alejandro Werner

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió hoy que los países de América Latina enfrentarán “otra década perdida”, en el período comprendido entre 2015 y 2025. Si bien la pandemia de coronavirus ha potenciado esta situación, la entidad aseguró que el pronóstico se deriva de distintos factores económicos y financieros que los estados venían arrastrando en los últimos años. 

 

Según el director del Departamento Occidental para América Latina del FMI, Alejandro Werner, la actividad económica en la región caerá 5,2% en 2020, debido al “complejo entorno externo, al que se suman las muy necesarias medidas de contención de la pandemia”. 

 

En el caso de la Argentina, la entidad proyecta un desplome de la actividad económica del 5,7% este año, la peor de la región solo por detrás de México (-6,6%). En 2021 la misma mejorará 4,4% y entre el 2022 y el 2025 aumentará 2,5%.

 

 

“Dada la drástica contracción en 2020 y conforme los países adoptan políticas para contener la pandemia y apuntalar sus economías, cabe prever una marcada recuperación en 2021”, estimó el directivo. Sin embargo, agregó que “aún en este escenario de rápida recuperación, la región tiene ante sí el espectro de otra ‘década perdida’ durante 2015-25”.

 

“Con shocks atípicos de oferta y demanda, una crisis sanitaria y altos costos de financiamiento en toda América Latina, las medidas necesarias para mitigar los costos humanos y económicos de la crisis serán de enormes proporciones y exigirán una estrategia sin precedentes”, señaló. 

 

Además, resaltó que alrededor de 3.000 personas han fallecido por coronavirus en América Latina y el Caribe y que los países, ante un escenario de crisis mundial, “enfrentan la peor recesión económica desde que se comenzaron a producir estadísticas de cuentas nacionales en los años 50”. 

 

“En vista de que la pandemia, la recesión y las respuestas de política necesarias provocarán considerables aumentos del déficit público y la deuda, los países tendrán que crear espacio fiscal reduciendo el gasto no prioritario y mejorando la eficiencia del gasto”, indicó el director.

 

Por último, Werner informó que “en el marco de esta crisis sin precedentes”, el FMI está comprometido a ayudar a países miembros mediante varios instrumentos, como acelerar la aprobación de servicios de préstamo o proporcionar alivio de la deuda en los países más pobres.

 

“Varios países de la región no podrán acceder a suficientes recursos para cubrir las ingentes necesidades financiamiento externo. Hasta ahora, de aproximadamente 100 países que han solicitado financiamiento de emergencia del FMI, 16 países son de América Latina y el Caribe”, informó.

 

Y concluyó: “Como ha señalado nuestra Directora Gerente, Kristalina Georgieva, salvar vidas y proteger los medios de vida son dos tareas que van de la mano. No es posible hacer lo uno sin lo otro. En el FMI estamos trabajando tanto para garantizar una respuesta sólida a la crisis sanitaria como para proteger la solidez de las economías”. 

Dejá un comentario