Fernández: “Una economía que se cae 11% se puede volver a levantar. Un hombre o una mujer que muere, no”

10 de abril, 2020

Dirigentes progresistas de América Latina y España que integran el Grupo de Puebla, entre ellos el presidente Alberto Fernández, llamaron hoy durante una videoconferencia a condonar la deuda externa de países de la región ante la debacle económica causada por la pandemia, que frenó casi por completo las actividades productivas en gran parte del planeta.

 

Alberto Fernández, el único jefe de Estado en funciones entre los miembros del grupo de Puebla, destacó que “una de las más grandes tragedias que ha traído el capitalismo es la falta de solidaridad en el crecimiento” y reiteró que, “si algo bueno se puede sacar de esta tragedia, es que acá nadie se salva solo”.

 

“Entre la economía y la salud de la gente, yo elegí la salud. Una economía que se cae el 11% se puede volver a levantar. Un hombre o una mujer que muere, no”, dijo el Presidente, quien estuvo acompañado por el canciller Felipe Solá y el secretario General Julio Vitobello, en su intervención al inicio de las deliberaciones de la agrupación que reúne a 14 países de Latinoamérica y España.

 

En su discurso, el jefe de Estado consideró que “sólo la sociedad organizada puede superar esta crisis” provocada a nivel mundial por el coronavirus.

 

Fernández manifestó que es necesario “impedir que la tragedia se profundice”, ya que “estamos siendo atacados por un ejército invisible”.

 

Además, señaló que América Latina es “el continente más desigual”, y convocó a “pensar de otra manera en construir el mundo que viene cuando esto pase”.

 

“Creo que todo se pone en tela de juicio cuando vemos lo que le pasa al mundo”, advirtió el mandatario, quien reflexionó”: “De repente un virus minúsculo puede terminar con fortunas, destruir economías, puede desacelerar el crecimiento y toda inversión se vuelve inútil ante la ausencia de gente que consuma y gente que deja de consumir”.

 

En esa línea, aseveró: “Me parece que una de las grandes tragedias que el postmodernismo en términos filosóficos y el capitalismo en términos económicos nos ha traído, es la ausencia de solidaridad en el crecimiento”.

 

“Creo que si algo bueno podemos sacar de aquí en adelante es la necesidad de entender que aquí nadie se salva solo, como le gusta decir al Papa Francisco”, insistió.

 

Asimismo, consideró que “una sociedad donde algunos ganan y muchos pierden, eso no es una sociedad, eso es una estafa. Y esa es la primera reflexión que uno puede sacar en estos tiempos”.

 

En tanto, la ex presidenta brasileña Dilma Rousseff sostuvo que “solo el Estado está en condiciones de enfrentar la epidemia. Se debe condonar la deuda de los países latinoamericanos, para construir condiciones para que los Estados tengan reservas para comprar suministros de salud”,

 

Por su parte, el ex presidente de Bolivia Evo Morales subrayó la importancia de que “los organismos internacionales condonen las deudas”, según declaraciones reproducidas en la cuenta de Twitter del foro político y académico.

 

“La vida no puede ser una mercancía, la salud no puede ser un negocio. La economía es importante, pero primero hay que salvar la vida”, afirmó Morales.

 

Asimismo, el ex presidente ecuatoriano Rafael Correa remarcó que en su país no se han tomado las medidas adecuadas. “El sistema de salud en Ecuador está colapsado. Pasamos de una crisis a una catástrofe. Las medidas se tomaron tarde, no veo un horizonte donde se revierta la curva epidemiológica”.

 

A su turno, la Secretaria ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Celac), Alicia Bárcena, subrayó que “se requiere solidaridad económica” para salir de esta crisis “con esta región fragmentada sin la apropiada integración”.

 

Del evento virtual también participan los ex presidentes de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva; de Colombia Ernesto Samper; de Costa Rica Luis Guillermo Solís; y de Panamá, Martín Torrijos.

 

Asimismo, expondrán ex el jefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y el dirigente chileno Marco Enríquez Ominami.

 

La actividad del Grupo de Puebla busca “generar un debate de ideas para hacer frente a la crisis económica y social producto de la pandemia de Covid-19, uno de los temas centrales de preocupación del movimiento político”, señaló el bloque sobre la reunión de hoy.

 

La apertura del encuentro estuvo a cargo de Enríquez-Ominami, uno de los fundadores de la agrupación y quien, junto al presidente Fernández, Samper y el ex ministro de Educación brasileño Aloizio Mercadante, impulsaron la creación del grupo, en julio de 2019 en la ciudad mexicana de Puebla.

 

Dejá un comentario