El Congreso se prepara para sesionar virtualmente proyectos de ley en materia tributaria

22 de abril, 2020

Congreso vacio

En el medio del aislamiento social obligatorio, la Cámara de Diputados  definió hoy el sistema para sesionar virtualmente. Los legisladores deberán pasar por tres verificaciones de identidad, que incluye un chequeo biométrico y el uso de computadoras encriptadas. A su vez, el Senado lucha contra la Corte Suprema para que autorice las sesiones y poder tratar un paquete de leyes tributarias que atenúen los efectos económicos consecuencia de la pandemia. 

 

La vicepresidente y presidente de la Cámara Alta, Cristina Fernández de Kirchner, le solicitó al máximo tribunal que se expida sobre la validez de las sesiones virtuales, aunque el procurador interino, Eduardo Casal, dictaminó ayer que “no es competencia originaria” de la Corte. 

 

“Cuando la Corte Suprema de Justicia de la Nación quiere tratar y resolver un asunto, lo hace independientemente de cualquier legislación y jurisprudencia”, se pronunció la ex mandataria. Por es razón, Fernández de Kirchner evalúa avanzar en una propuesta para modificar el reglamento de manera virtual, sin embargo, no desestima que se sesione presencialmente. 

 

 

La directora de Asuntos Jurídicos del Senado, Graciana Peñafort, declaró en su cuenta de Twitter que “Casal quiere decirnos que no hay caso, como si la pandemia no existiera y como si sesionar no fuese un riesgo para un montón de personas”. 

 

“Lo que intenta hacer Casal es que la corte opte por una postura conservadora. Aunque eso implique arriesgar un montón de vidas. Aunque es implique privar al estado de una fuente legítima de recursos que van a ser usados para pagar parte de los sueldos de los laburantes de las empresas que están cerradas para que se enfermen los menos posibles. Para que se mueran los menos posibles”, sentenció Peñafort. 

 

 

En tanto Sergio Massa, el presidente de la Cámara de Diputados,  ya le envió a los jefes de los bloques políticos el borrador de la resolución para sesionar virtualmente en una o dos semanas, mediante un sistema que incluirá votación por parte y “garantías de seguridad y tecnológicas”. 

 

Desde la oposición, representantes de Juntos por el Cambio de ambas cámaras señalaron que analizarán todas las posiciones y anticiparon que no se opondrán a debatir a distancia, aunque señalaron que “en principio debería haber al menos una sesión presencial que autorice futuras sesiones virtuales”.

 

“Desde el oficialismo se nos acusa ahora de no querer sesionar. Eso es mentira. Sólo un puñado de diputados que viven en Capital y alrededores han estado yendo a la Cámara, los demás hemos trabajado full time desde nuestras casas”, aclaró Facundo Suárez Lastra, diputado de la UCR. 

 

 

Respecto al temario, adelantaron que se podría incluir una serie de herramientas de promoción e incentivo a la producción y servicios esenciales ante la pandemia. 

 

“No es ningún secreto que los temas a tratar son los elaborados en materia tributaria”, sostuvo Peñafort sobre los proyectos, entre los que se encuentran la iniciativa de los diputados Máximo Kirchner y Carlos Heller para gravar a las grandes fortunas.

 

Por otra parte, el senador del Frente de Todos, Oscar Parrilli, indicó que se debatirán temas “de alto impacto económico y social” que buscan mitigar los efectos económicos del aislamiento social obligatorio. Sobre el impuesto a las grandes riquezas agregó que “es lógico y solidario que se le pida mayor esfuerzo a los que más ganaron en los últimos años”.

 

Dejá un comentario