Con suba en títulos, el dólar en Argentina sigue en alza

29 de abril, 2020

Finanzas - bonos dudas mejoras dólar rueda precios Merval bolsa mercado

 

Por Luis Varela 

 

Con volatilidad extrema y altos volúmenes negociados, los mercados del mundo se mostraron ayer arrastrados por altísima especulación, con inversores que se van moviendo al minuto, detrás del rumor que llega en el último instante, y todo eso determina que los precios están mostrando variaciones totalmente fuera de control.

 

El principal mercado del mundo, es decir, la Bolsa de Nueva York, pareció arrancar bien, ya que Estados Unidos sigue alimentado por una cantidad de dólares por parte de la Reserva Federal que equivale a ocho veces el Plan Marshall, pero Wall Street empezó a recibir los primeros estados contables trimestrales con resultados a marzo (o sea con impactos del Covid-19 ya adentro) y la dirección de los índices fueron para abajo y la cotización del dólar comenzó a retroceder contra absolutamente todas las monedas.

 

Por supuesto, otro de los valores que mantiene en vilo al mundo es la cotización del petróleo, que bambolea expectante, mirando qué ocurre con la actividad y la demanda. Y si bien desde la Universidad de Oxford manifiestan que ya están probando su vacuna en monos, y con buen funcionamiento,
como en Estados Unidos, se superó el millón de contagiados confirmados, la debilidad de las materias primas sigue sin despegar.

 

Donde sí hubo resplandores dignos de festejar fue en Argentina, no en lo cambiario, ya que el dólar siguió muy firme, pero sí en la cotización de las acciones y los bonos, que tuvieron recuperaciones espectaculares: de hecho, la Bolsa porteña anotó su mayor suba diaria nominal en pesos desde 2008 y la sexta más alta de su historia, y con un monto de negocios ciertamente llamativo.

 

Los inversores comunes, que están en general sin tanto contacto con acciones o bonos, siguieron con la misma tendencia: cancelando plazos fijos que pagan 26,6% anual, porque la inflación sigue pegando.

 

Por esa razón, mientras los Fondos Comunes de Inversión siguieron cumpliendo con la exigencia de la Comisión Nacional de Valores, que les dio tres semanas para desprenderse de US$ 350 millones, los valores de los dólares oficiales persisten con el crawling peg del 0,2% diario y los dólares libres siguen escalando terreno hasta tocar nuevamente máximos.

 

Con la Reserva Federal y el Banco Central Europeo emitiendo dólares y euros sin parar, ayer en el exterior el dólar cerró sin cambios contra el euro, pero el billete verde bajó contra el resto de las monedas: perdió 0,5% contra la libra, 0,6% contra el yen, 1,6% contra el chileno, 1,7% contra el real y 2,5% en México.

 

En Argentina, con el Banco Central perdiendo otra vez reservas (ayer se fueron US$ 52 millones y en cien días ya lleva perdidos US$ 1.900 millones, por lo que quedan US$ 43.596 millones, a pesar de estar en un default virtual, el resto de los dólares estuvo hacia arriba, convirtiendo al país en el único del mundo dónde el dólar sigue subiendo. El dólar turista subió 10 centavos hasta $ 89,66, el oficial subió 8 centavos hasta $ 68,97y el blue subió $2 hasta $120. El dólar mayorista avanzó 10 centavos hasta $66,63. El dólar mep saltó $2,41 hasta $115,75. El contado con liquidación trepó $3,01 hasta $118,05. Por eso, la brecha entre el dólar oficial y el blue subió al 74% y la brecha entre el ccl y el mayorista trepó a 77%. Y, medidos en pesos, el real subió 36 centavos hasta 12,11, la libra subió 15 centavos hasta 82,71 y el euro subió 10 centavos hasta 72,04.

 

Por supuesto, todo sigue bailando al compás de los rumores. Ayer se puso en duda la aplicación del impuesto a los bancos y se siguió hablando de liberar encajes, entregando bonos ajustables con CER, por lo que los reyes del día fueron los bancos, que resucitaron. Porque además hubo comentarios del ministro de Economía Martín Guzmán, afirmando que se está iniciando algún acercamiento con un grupo de acreedores. Y, llamativamente, el economista Ricardo López Murphy manifestó sin ambivalencias que “el acuerdo con los acreedores no está lejos”. Por esta razón, los títulos argentinos tuvieron un gran día, por lo que el riesgo país cedió 51 puntos, hasta 4.004 puntos básicos: no es mucho, pero por lo menos su tendencia cambió de dirección. El 80% de lo operado en bonos se transó en nueve papeles: AY24 34%, TO26X 16%, TC21X 7%, AY24X 7%, AA22X 4%, TJ20 4%, TX21 3%, TB21 2% y TO21 2%. Y, con gran volumen, hubo un nuevo repunte para los títulos públicos argentinos. Y empieza a verse que los inversores comienzan a comprar títulos que estaban olvidados, y con poca negociación. En los extremos se vieron saltos del 12% al 40% para los bonos AO20X, AF20, PAY0, TC21Z, BPLDC, AF20D, PAY0D, TO21Z, TX23, PARP y DICP. Y caídas del 11% al 26% para los bonos TVPAD, DICPC, TVPE, PBA5X, AA26D, BC22X, CUAPX y BPMD.

 

Pero si los bonos dieron de qué hablar, las acciones alimentaron todavía más la sorpresa de los inversores. Al ser el país más castigado en muertos por el virus, los primeros balances que llegan a Wall Street no son buenos y en consecuencia ayer hubo bajas del 0,1% al 1,4% en los índices de la Bolsa de Nueva York, con algunos analistas advirtiendo que no son optimistas para los que pueda venir en algunas semanas. En las bolsas latinoamericanas el clima fue bueno, con suba del 3,9% en la Bolsa de San Pablo y del 2,5% en la de México.

 

Pero las luces del día estuvieron en Buenos Aires. El 80% de lo operado en acciones se transó en doce papeles: G.F. Galicia reunió el 25% e YPF el 18%. Y con $1.488 millones negociados, la Bolsa porteña pegó un salto de nada menos que el 10,7%. En los extremos se vieron alzas del 12% al 28% para Semino, Carboclor, Macro, Morixe, Galicia YPF, Longvie, Francés, Polledo, TGN, Supervielle y Garovaglio. Con una caída en soledad del 5% para el grupo Clarín. Y entre los ADR argentinos que cotizan en Nueva York hubo subas del 1% al 17% para Galicia, Macro, YPF, Telecom, Pampa E, IRSA I, Globant, Edenor, TGS, Bunge, Cresud y Ternium; con una única baja del 7% para IRSA P.

 

Como dijimos, con la guerra del petróleo en marcha y con el eje monetario del dólar temblando, las commodities no muestran demasiada reacción. Hubo repunte del 3,9% para el petróleo hasta US$ 13,28 por barril. Los metales preciosos estuvieron en baja: descenso del 0,6% para la onza de plata y merma del 0,4% para el oro. Los metales básicos actuaron mixtos: el níquel subió 0,8% y el cobre mejoró 0,5%, pero hubo una baja del 0,1% para el aluminio. En Chicago hubo suba del 1,1% para el trigo, con baja del 0,4% para la soja y del 0,9% para el maíz. En Rosario se observó una baja del 1,8% para el trigo y valores quietos en el resto de los granos. Y por último, el bitcoin subió 0,3% pero con fuerte aumento para el ripple entre el resto de las otras criptomonedas.

Dejá un comentario