Caos en las cárceles: motín en Devoto, presos piden domiciliaria y aumentan casos de Covid-19

24 de abril, 2020

Múltiples incidentes se registran desde las 8 de la mañana en la cárcel del barrio porteño de Devoto, donde hay más de 1694 detenidos y esta semana se confirmó el primer caso de Covid-19 en un agente penitenciario, lo que implicó el aislamiento preventivo de otros seis compañeros de turno.

 

Varios presos se subieron a los techos y comenzaron a protestar. También se registran incendios en los pasillos de los pabellones.

 

El Servicio Penitenciario Federal confirmó que un agente que cumple funciones en el penal de Devoto ​dio positivo de coronavirus y que la situación requirió, además, del aislamiento de otos seis penitenciarios que compartieron turno con el hombre infectado.

 

Dentro del penal, varios de los detenidos denuncian que faltan medidas de higiene y prevención de cara al avance de la pandemia del COVID-19.​

 

Huelga de hambre

 

Casi 1.200 presos alojados en cárceles de la provincia de Buenos Aires permanecían hoy en huelga de hambre en reclamo de que se agilicen los reclamos judiciales para otorgarles distintas morigeraciones en sus condenas, entre ellas prisiones domiciliarias, salidas transitorias o excarcelaciones, entre otras.

 

Fuentes judiciales aseguraron que durante la jornada de hoy se sumaron a la huelga de hambre más de 300 presos de la Unidad Penitenciaria 41 de la ciudad de Campana, hacia donde concurrieron distintos funcionarios del Ministerio de Justicia provincial e integrantes del Comité Provincial por la Memoria (CPM).

 

Según las fuentes consultadas, hasta el mediodía de hoy, se hallaban en huelga de hambre 140 presos de la Unidad 12 de Joaquín Gorina; 26 de la Unidad 27 de Sierra Chica; 25 de la Unidad 31 de Florencio Varela; 22 de la Unidad 33 de Mujeres de Los Hornos; 42 de la Unidad 39 de Ituzaingó; 527 de la Unidad 48 de San Martín; 332 de la Unidad 41 de Campana y 70 de la Alcaidía Pettinato, de Olmos.

 

Los presos exigen que se cumplimente el fallo del Tribunal de Casación Penal bonaerense que ordenó que se le otorgue prisión domiciliarias a quienes se encuentren dentro de la población de riesgo, es decir personas mayores de 65 años o con enfermedades preexistentes que favorezcan el contagio y la complicación de un cuadro de coronavirus.

 

Según las fuentes, muchos de los presos que participan de la huelga de hambre son internos que ya estaban gozando de salidas transitorias y que, como consecuencia del aislamiento, fueron suspendidas y permanecen alojados dentro de los penales hasta que se levante el decreto del gobierno nacional.

 

Losardo por videoconferencia

 

La ministra de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Marcela Losardo, se reunió ayer por videoconferencia con integrantes del Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles (SICC), jueces, fiscales, defensores, y representantes de otras organizaciones para “analizar la situación del sistema penitenciario federal en el marco de la pandemia” de coronavirus.

 

“En el encuentro se evaluó el impacto de las medidas que impone la cuarentena en las unidades penitenciarias federales”, dijo el Ministerio de Justicia en un comunicado.

 

Añadió que “los participantes intercambiaron opiniones y acordaron trabajar de forma articulada para atenuar las dificultades que afectan a los internos”.

 

Acompañaron a la Ministra el secretario de Justicia, Juan Martín Mena, y el subsecretario de Política Criminal, Pablo Barbuto.

 

Dejá un comentario