A. Fernández: “Nos hubiera gustado vivir en otro tiempo, pero es el tiempo que nos tocó”

26 de abril, 2020

El presidente Alberto Fernández anunció anoche la extensión del aislamiento social preventivo y obligatorio por el coronavirus hasta el 10 de mayo, en una presentación que hizo desde la residencia de Olivos, el jefe de Estado aseguró que “estamos lejos de decir que esto está terminado”, y destacó que “hemos avanzado mucho” pero advirtió que esto “no quiere decir que está resuelto el tema”.

 

El discurso de Fernández estuvo muy marcado por la preocupación económica de una población que ya venía cargando con una crisis muy fuerte. “Así como trabajamos en la cuarentena, trabajamos en el plano económico. Nuestra mayor preocupación es que, el día después, cuando todo esto pase, la economía recupere su actividad tan pronto sea posible”, sostuvi.

 

“Estamos trabajando cuidadosamente para organizar un plan para algo que nadie en el mundo pudo preveer”, agregó.

 

El Presidente, que estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, los ministros de Salud, Ginés González García, y de Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y la Secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizotti, sostuvo que su “mayor preocupación es que el día después de la pandemia, la economía vuelva a recuperar su actividad tan pronto se pueda”.

 

“Hemos logrado el objetivo que les señalé el primer día: lograr que el contagio por coronavirus fuera más lento para poder prepararnos”, resaltó el mandatario y afirmó que el país cuenta con más de 700 respiradores nuevos, entre otras adquisiciones.

 

Asimismo, advirtió que “hay un riesgo en los grandes centros urbanos como Rosario, Córdoba, Buenos Aires, Resistencia y Ushuaia” y afirmó que “los grandes conglomerados son un tema singular porque se concentra gran parte de la epidemia”.

 

En ese sentido, dijo que en las ciudades de “más de 500.000 habitantes seguirán las restricciones como hasta hoy”, en la tercera etapa de la cuarentena que comenzará el lunes, y anunció que en las localidades con menos de 500.000 habitantes “pueden empezar a ser exceptuadas”, una decisión que estará en manos de las autoridades provinciales, siempre y cuando se den cinco requisitos, que detalló luego.

 

“Pasamos de un aislamiento estricto a un segundo momento con un aislamiento administrado y ahora empieza esta tercera etapa”, en la que “dejamos en manos de autoridades provinciales manejo de que actividades se pueden abrir”, dijo Fernández y adelantó que “vamos a permitir que hasta la mitad de la población ya se movilice”.

 

“Se que a todos nos hubiera gustado vivir en otro tiempo, pero es el tiempo que nos tocó. No debe ser un sacrificio cuidar nuestra vida y la de otros, debe ser un orgullo”, remarcó.

 

El Presidente aseguró además que el gobierno nacional hará un “seguimiento estricto de la pandemia” en los distritos donde se abrirán excepciones y advirtió que “si se desbordan los números o las exigencia dejan de cumplirse vamos a poder dar marcha atrás con la decisión provincial”.

 

Por otra parte, anunció que el Gobierno nacional “va a autorizar que cualquier persona pueda salir un radio de 500 metros fuera de su casa con fines de esparciamiento”.

 

“Se trata de una hora diariamente y en un radio de 500 metros. Los niños pueden salir acompañados por sus padres, y los adolescentes solos”, dijo el primer mandatario y destacó la importancia de mantener el protocolo establecido para evitar contagios.

 

Por último le dejó un mensaje a los más pequeños que están por estos días encerrados en sus casas. “A los más chicos sigan dibujando y mandándome sus dibujos por Twitter. Sigan tratando de entretenerse en sus casos porque ellos pueden contagiarse y seguir sus vidas pero el problema es más difícil de resolver si contagian a un mayor. Le agradezco a cada chico, chica o chique que se quedó en su casa cuidando su salud y la de los demás”.

 

Dejá un comentario