Zielonka: “Aumentaron las chances de que la renegociación de la deuda se empantane”

13 de marzo, 2020

dolar lebac botes Zielonka

Entrevista a Miguel Zielonka Director de Econviews Por Enrique Pizarro

 

La recientemente declarada pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) viene golpeando fuertemente a los mercados internacionales en las últimas jornadas. Las drásticas medidas para prevenir la propagación del coronavirus que están llevando adelante distintos países se están viendo reflejadas en el comercio, en las inversiones y en las finanzas del mundo. Obviamente, Argentina no es ajena a ello. Y, coincidencialmente, el país se encuentra en medio de la renegociación para la reestructuración de su deuda externa.

 

El Economista dialogó con Miguel Zielonka, director asociado de la consultora Econviews, acerca de las perspectivas actuales en torno a esta problemática en términos generales y, puntualmente, frente a la inminente renegociación que afrontará el país. De acuerdo con el especialista, en medio de este escenario, es probable que se complique aún más dicha renegociación. Por otra parte, teniendo en cuenta los precios actuales, indicó que el mercado advierte que no hay mucho optimismo al respecto.

 

¿Cómo estima que seguirá impactando el pánico por el coronavirus en el mundo?

A nivel global, es difícil estimar el impacto que tendrá. En lo macro, se prevé una recesión fuerte por varios trimestres porque hasta que no haya una vacuna para este virus, lo único eficaz es moderar el contagio mediante las cuarentenas, tal como lo hicieron en países como China e Italia. Esto, claramente, impacta mucho en el nivel de la actividad. Además, en la micro, hay industrias que se van a ver afectadas dramáticamente, como en el caso del turismo, la aeronavegación y la energía. Y los países productores de petróleo van a sufrir un golpe aún más fuerte.

 

¿Cómo cree que será el impacto en Argentina?

En el país, el impacto será negativo. No sólo por la menor actividad que habrá cuando se implementen con fuerza las cuarentenas, sino también porque los exportadores van a verse golpeados por la caída de los precios y la menor demanda externa de los productos hechos en Argentina. Por lo tanto, caerán los commodities y, por consiguiente, habrá mayor competencia con otros países. Además, la desaceleración de la economía en Brasil va a ser dura para la industria local.

 

¿Cómo afecta toda esta problemática en medio de la renegociación de la deuda, que según el calendario oficial tiene fecha de cierre el 31 de este mes?

En este contexto, no es fácil saber el impacto que tendrá esta cuestión sobre la renegociación de la deuda externa. Seguramente, ante este escenario, el proceso se demore más. Nadie en su sano juicio puede evaluar una propuesta de Argentina en la coyuntura de pánico y “fin del mundo” en la que se están moviendo los mercados financieros en este momento.

 

¿Qué perspectivas tiene sobre el desenlace de la renegociación y qué expectativas hay en el mercado?

Con el mundo atravesando esta situación, aumentaron las chances de que la negociación se empantane y de que en algún momento el Gobierno decida interrumpir los pagos. Reitero, el foco de los inversores extranjeros hoy pasa por otro lado. Además, si la discusión sobre este tema se demora, es posible que en algún punto el Gobierno plantee un límite a los pagos. Hoy existe una excusa ideal para ese resultado negativo: “el mundo se viene abajo”. En cuanto a las expectativas del mercado, viendo los precios actuales, se advierte que no hay mucho optimismo al respecto.

 

Dejá un comentario