Se suman problemas: éramos pocos y encima llegó el virus

4 de marzo, 2020

mercados baja riesgo país paso piso mercado bolsa porteña mundo dólar tensión Merval

Por Luis Varela

 

Ayer, luego de una apertura alcista y prometedora, los operadores empezaron a quedar perplejos ante el giro de los números en las pantallas, cuando inmediatamente después de la aparición del primer caso de coronavirus en la Argentina los mercados se dieron vuelta.

 

El resultado no fue alarmante, ni mucho menos, pero sin lugar a dudas el clima cambió.

 

En otros países se están tomando medidas probablemente inéditas. Ayer, por ejemplo, la Reserva Federal tomó la decisión de bajar su tasa de interés corta en nada menos que medio punto, de 1,75 a 1,25%.

 

Con esto, muchos inversores corrieron raudamente a comprar bonos del Tesoro de Estados Unidos, avisados por el riesgo y, como efecto inmediato, la tasa a 10 años de esos títulos bajó a un piso histórico de apenas el 1%.

 

O sea, la Fed teme que el coronavirus, más otros datos de la economía norteamericana, termine provocando una recesión, o un parate económico y, en consecuencia, la provisión de liquidez al mercado es mayúscula.

 

Y quizás lo más preocupante del caso, como señal, es que a pesar de esa gran liquidez propuesta por la Fed, la principal bolsa del mundo terminó ayer con una notable caída de casi 3%, lo cual indica que muchos inversores se están desprendiendo de acciones y tomando refugio en posiciones consideradas seguras.

 

Por eso, ayer, además de la suba contado en el precio de los bonos norteamericanos, se anotó una fuerte pérdida de valor para el dólar contra otras monedas fuertes, y una suba de las commodities: el oro marcó su suba diaria más grande en tres años y medio y el petróleo anotó una reacción ciertamente notable.

 

En el exterior el dólar subió 0,8% en Brasil y avanzó 0,2% en México y 0,1% en Chile (donde otra vez hubo muchos conflictos), pero bajó 0,4% contra el euro y la libra, y cayó 1% contra el yen. Y debe remarcarse que en lo que va del año tanto el yen como el franco suizo son las monedas que están siendo elegidas como refugio principal.

 

En Argentina, mientras el dólar sube de manera muy firme en toda América Latina, el billete verde va avanzando en los valores base, pero no se mueve demasiado en las cotizaciones libres. El dólar turista subió 15 centavos hasta $ 83,86. El oficial subió 12 centavos hasta $ 64,51 y el blue sigue quieto en $ 78,50. El dólar mayorista subió 5 centavos, hasta $ 62,31, con el BCRA sumando US$ 16 millones a sus reservas que llegaron hasta US$ 44.817 millones. Al tiempo que el dólar mep o dólar bolsa bajó 48 centavos hasta $ 80,69 y el contado con liquidación bajó 44 centavos hasta $ 82,05. Por todo esto, la brecha entre dólar oficial y blue bajó a 21,7% y la diferencia entre el ccl y el mayorista achicó hasta el 31,7%. Y, medidos en pesos, la libra subió 53 centavos hasta 79,84, el euro subió 46 centavos hasta 69,65 y el real bajó 7 centavos hasta 13,82.

 

Mientras que el Banco Central siguió dando liquidez y ayudó a otra leve baja para las tasas de los plazos fijos: pagaron 31% por plata chica y 31,5% por plata grande. Y por debajo de todos esos números se conoció otro dato que complica: contra una inflación del 50%, se anunció que la recaudación aumentó sólo 42,6% en febrero, 7 puntos menos que el avance de los precios.

 

Frente a todo esto, mientras los mercados internacionales están débiles, los papeles argentinos anotan precios entre quietos y con bajas muy leves. Ayer, como dijimos, siguió la caída en Wall Street, con bajas del 2,8 al 3% en sus principales índices. Y detrás de eso, la Bolsa de San Pablo bajó 1,2%, pero la de México subió 1%.

 

A nivel local, los bonos estuvieron un poco mejor, con el riesgo país bajando 30 unidades hasta 2.232 puntos básicos. El 80% de lo operado en bonos se transó en siete papeles: AY24 25%, A2M2 23%, TO26X 10%, AY24X 9%, TC20 6%, TB21 5% y TJ20 3%. Y, con buen volumen, hubo una nueva rueda con subas mínimas para los títulos públicos argentinos. En los extremos hubo un salto para los bonos BC28C, C21DD, TJ20D, TFU27 y TN20, con subas del 5% al 8,6% para los bonos TU27D, AA22Y y TC20Z. Y bajas del 2% al 4,7% para los bonos PUM21, TC23, TX21X, DICYC, AA26 y TVPP.

 

Con $ 821 millones operados, la bolsa de Buenos Aires bajó 0,7%. El 80% de lo negociado en acciones se transó en ocho papeles: G.F. Galicia reunió el 24%, YPF el 23% y Pampa E el 12%.

 

En los extremos, hubo subas del 2% al 4,2% para Camuzzi, Havanna, Ferrum, Costanera, Casado, Fiplasto, Pampa E, Juramento, Grupo Oeste y Celulosa. Y caídas del 3% al 9% para Dycasa, Ternium, Agrometal, Aluar, Introductora, Loma Negra y Longvie.

 

Al tiempo que los ADR argentinos que cotizan en Nueva York estuvieron mixtos, con subas del 1% al 6% para Edenor, IRSA P, TGS, Pampa E, Telecom y Cresud y Ternium y con baja del 1,5% para Tenaris y caída del 6,7% para Globant.

 

Finalmente, en commodities, el petróleo saltó 4,4% y volvió a los US$ 48 por barril. Hubo una fuerte suba para los metales preciosos: el oro ganó 2,3% y la onza de plata saltó 2%. Fue un día mixto para metales básicos: el aluminio subió 0,6%, el níquel ganó 0,1% y el cobre bajó 1,2%. En Chicago hubo suba del 0,3% para la soja, del 0,6% para el trigo y del 1,9% para el maíz. En Rosario se anotó suba del 3,1% para el maíz, con baja del 5,4% para el trigo y descenso del 5,7% para el girasol (y hay conflicto en puerta porque el Gobierno confirmó suba de retenciones a los grandes productores de soja). Mientras que bajó 1,8% el bitcoin, con descensos de hasta el 4% en el neo y el ethereum.

 

Hay mucha preocupación en el Gobierno porque se necesitan muchos fondos por vencimientos inminentes. Acaba de realizar la licitación número 22, colocando deuda sin parar. El lunes colocó dos papeles (Lebad y Bonte 2020) por un total de $ 35.438 millones (que a dólar oficial son US$ 550 millones). Y, dicho sea de paso, se ofreció otro título, un Boncer, que va a evolucionar por la inflación, pero se ve que nadie cree en las mediciones que vienen, por lo que esa colocación quedó desierta. Se recibieron 118 ofertas, por un total de 43.181 millones, mejor que lo esperado, lo cual quiere decir que el financiamiento voluntario no está muerto.

 

Pero, números más números menos, en las licitaciones que se tomaron hasta ahora el Gobierno acaba de endeudarse en unos US$ 12.000 millones en ochenta días.

 

Ahora viene un cúmulo de vencimientos. Con la licitación programada para hoy, el Ministerio de Economía anunció que ofrecerá una opción de canje para el Bogato 2020, o A2M2, que vence este viernes por un monto de $ 73.230 millones. La cartera, conducida por Martín Guzmán, buscará colocar tres tipos de bonos: la reapertura del Boncer 1%, con Vencimiento en agosto de 2021, y del Lebad+175 puntos básicos, con vencimiento en mayo de 2020, más un nuevo lanzamiento de Lebad+175 puntos básicos, con vencimiento en julio de 2020. Veremos qué resultado se consigue y qué números nuevos hay con el virus.