Proyectan triplicar las exportaciones mineras para el año 2030

2 de marzo, 2020

mineria

El Gobierno proyecta que las exportaciones mineras se podrían “más que triplicar en la próxima década y superar US$ 10.700 millones, lo que requerirá poner en marcha parte de los treinta y cuatro proyectos más avanzados identificados de cobre, litio, oro, plata, potasio y uranio.”

 

Esta será la perspectiva que presentará hoy el secretario de Minería, Alberto Hensel, en la feria Pdac 2020 que se lleva a cabo en la ciudad canadiense de Toronto, considerada como una de las exposiciones más importantes del mundo y que congrega a gobiernos, empresas y organizaciones de 130 países.

 

Por su parte, el presidente Alberto Fernández en “su discurso de apertura en el Congreso ayer destacó que en materia minera también tenemos grandes posibilidades pendientes, con pleno respeto a estándares ambientales y participación social. En particular, la minería metalífera y la del litio se presentan como grandes oportunidades para aumentar las exportaciones argentinas”.

 

En tanto, Hensel encabezará el “Día de Argentina”, en la que expondrá sobre el potencial de inversión que presenta la minería local junto al gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, funcionarios del área de las provincias productoras y el presidente de la Cámara Argentina de Empresas Mineras, Alberto Carlocchia.

 

El Gobierno busca captar nuevas inversiones para los proyectos de cobre que cuentan con un gran potencial.

 

En el informe que presentará antes los principales inversores mineros globales, Hensel planteará que “el país tiene el potencial para más que triplicar sus exportaciones mineras para pasar de US$ 3.200 millones que ingresaron en 2019 a US$ 10.765 millones proyectados para 2030”. Por tal motivo, el Gobierno identificó que “es necesario poner en marcha parte del potencial geológico del país, del cual existen treinta y cuatro proyectos más avanzados con una necesidad total de inversión por US$ 27.250 millones, conformados por siete proyectos de cobre, quince de litio, cinco de oro, cuatro de plata, uno de potasio y otro de uranio”.

 

Además el Gobierno considera que “siguiendo la experiencia de los países de la región, es posible pensar en un escenario de US$ 10.000 millones de exportaciones por año, si se compara con los US$ 36.300 millones de Chile, o los US$ 27.000 millones que exporta Perú, país que logró triplicar su comercio externo de minerales en diez años”.

 

La Secretaría de Minería identificó que “la demanda de cobre mundial ofrece una ventana para algunos de los grandes proyectos argentinos, ya que se estima que para 2025 habrá una brecha esperada de casi dos millones de toneladas de cobre para cubrir con nuevas minas”.

Distintas etapas

Desde Minería recordaron que “existen siete proyectos de cobre en distintas etapas de desarrollo que son Agua Rica (Catamarca); Josemaría, Los Azules, Filo del Sol y Altar, en San Juan; y Taca Taca en Salta. El séptimo proyecto es Pachón, en San Juan, de la empresa Glencore y hoy en etapa de factibilidad, considerado el más grande en carpeta ya que requerirá un capital inicial de US$ 4.100 millones, permitirá producir 280.000 tn/año de cobre y exportaciones anuales por U$S 1.829 millones”.

 

Además destacaron que “precisamente, la razón por la que se pone el acento en los proyectos de cobre es por el potencial económico de su desarrollo: tan sólo estos siete proyectos demandarían inversiones iniciales por US$18.885 millones y tendrían en conjunto una capacidad de producción de 1.149.000 de tn/año”.

 

“A la vez, permitirían exportaciones anuales por US$ 18.516 millones y emplearían a 29.600 durante su producción y a 15.300 para su operación para una vida útil de entre veinte y cinco y treinta años cada una”.

 

También resaltaron desde el Gobierno que “a pesar de la gran diferencia entre el desarrollo minero de Argentina y de los países de la región que cuentan con similar riqueza geológica, el dato alentador es que la exploración en el país se duplicó desde 2015 (de US$124 millones a US$ 241 millones), paso inestimable antes las millonarias inversiones para convertir los depósitos en minas productivas”.

 

Por otra parte, recordaron que “desde el 2000, cuando comenzó el denominado superciclo de precios de las commodities a nivel mundial, el precio del cobre se multiplicó por tres, lo que movilizó la inversiones mineras a nivel global. Desde entonces en Chile se pusieron en marcha doce nuevas minas, en Perú otras ocho y en Argentina ninguna”.

 

En la actualidad, el país no cuenta con producción de cobre tras el cierre del proyecto de La Alumbrera que desde su construcción en 1997 permitió exportaciones por US$ 19.884 millones.