Prevén que, en 2020, el PIB caerá (bastante) más que en 2019

26 de marzo, 2020

estabilización inflación hacienda ministerio economia indec
Prevén que, en 2020, el PIB caerá (bastante) más que en 2019

 

Según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), durante el último trimestre del año pasado el nivel de la actividad económica retrocedió 1% en términos desestacionalizados respecto al trimestre previo. De esta manera, en línea con lo esperado, el PIB en 2019 presentó una caída de 2,2% en relación al año anterior.

 

De acuerdo con el organismo estadístico, sobre el desempeño del año pasado incidieron negativamente la Industria manufacturera, que retrocedió 1 punto porcentual; el comercio, que cayó también 1 punto porcentual; y la intermediación financiera, que presentó una baja de 0,5 puntos porcentuales. En cambio, la actividad de la agricultura, ganadería, caza y silvicultura incidieron positivamente al mostrar un alza de 1,3 puntos porcentuales.

 

Por su parte, las exportaciones mostraron un crecimiento de 9,4% en 2019. “El único dato positivo fue la recuperación de las exportaciones con ajuste estacional en último trimestre. Sin embargo, este resultado obedece en parte al efecto de anticiparse a la suba de los derechos de exportación, y esto ahora se cortará por la mala cosecha y el impacto de la pandemia mundial”, indicó ante El Economista Gabriel Caamaño Gómez, Director de la consultora Ledesma.

 

En tanto, para 2020 se espera que la contracción del PIB sea mucho mayor. Hasta hace unas semanas, las estimaciones privadas indicaban que este año el resultado sería negativo, aunque la caída sería un poco menor a la del año pasado. Sin embargo, la crisis por la pandemia del coronavirus obligó a todas las consultoras y economistas a revisar sus proyecciones a la baja.

 

Por lo tanto, se prevé que el desplome de la economía de este año será significativo, aunque la magnitud del mismo dependerá de la extensión de las medidas que se están llevando adelante para prevenir la propagación del virus en el país. Otro factor que será determinante y que tendrá una importante incidencia en el desempeño de este año será la renegociación de la deuda externa, que hasta el momento se desconoce cómo terminará.

 

Si bien puede ser prematuro proyectar cifras (hay que esperar para saber cuánto se extenderá la cuarentena y qué pasará con la negociación de la deuda), al día de hoy, los analistas prevén que la contracción del PIB podría ser hasta de más del doble que la del año pasado. Desde la consultora Elypsis, por ejemplo, prevén una contracción de 4,5%, y estiman que 2,6 puntos de esa caída será consecuencia de la crisis generada por el coronavirus.

 

“Nosotros estimamos una caída del PIB de 3% para este año (antes del coronavirus estimábamos una baja de 1,5%), que podría ser peor dependiendo de la extensión de la cuarentena y del resultado de la renegociación de la deuda. Lamentablemente, mejor no va a poder ser”, afirmó, en diálogo con El Economista, Matías Rajnerman, Economista Jefe de Ecolatina, que advierte que en este escenario es muy difícil lograr un canje exitoso. “Habrá que ver si se paga la deuda en cash este año o si se defaultea o si se reestructura de manera unilateral”, agregó.

 

Desde Ledesma, por ahora, esperan que la economía de este año se contraiga 4%. Por su parte, desde LCG, proyectan que la caída será de, al menos, 2,9%. “A esto se suma un escenario de mayor dificultad para la reestructuración de la deuda, lo que incrementa la probabilidad de default, acentuando la incertidumbre y expectativas hacia la baja de la actividad”, señaló LCG ayer en un informe.

 

“Si bien se esperaba un repunte del consumo para mediados de año, la crisis global desatada por la pandemia del coronavirus retrasará la reactivación. Las duras medidas llevadas a cabo para detener los contagios, como la cuarentena obligatoria, detendrán la actividad casi por completo por al menos uno o dos meses. Los sectores relacionados con el turismo y la recreación son los que sufrirán el impacto en mayor medida”, agregaron.

 

“Con el shock global, el escenario base es que el PIB de Argentina caerá 3,7% (antes del shock, era de -1,7%), por una mayor caída de exportaciones, inversión y consumo”, indicaron desde Fernando Marull & Asociados en un reciente informe en el que plantean que, en un escenario más pesimista, con un contexto global que no mejore y que Argentina entre en default, lo cual hoy consideran “altamente probable”, la contracción del PIB en este año podría ser de hasta 6%.