Pesce volvió a bajar la tasa: imprudente, según especialistas

6 de marzo, 2020

miguel pesce tasas

Tal como lo había anticipado este diario en la edición de ayer, el presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce, anunció al final de la tarde un nuevo recorte en la política monetaria representada en las Leliq (Letras del liquidez del BCRA) para continuar con el sendero hacia la baja que viene llevando adelante desde su asunción en la entidad.

 

Esta vez, las autoridades de la entidad monetaria dispusieron una baja de dos puntos porcentuales. De esta manera, la tasa de interés pasó de 40% a 38%. Así, la tasa de referencia en términos efectivos se ubica en 45,4%, “lo que la mantiene en terreno positivo suficiente para promover el ahorro en pesos y a la vez recomponer la situación crediticia de familias y empresas a través de la reactivación del crédito”, según sostuvo el BCRA.

 

“La decisión fue adoptada en base a las señales de consolidación del proceso desinflacionario y con vistas a generar condiciones que favorezcan la recuperación de la actividad económica”, justificó la entidad, que considera que, “si bien hay una incipiente mejora en varios indicadores de actividad, aún no hay evidencias firmes de salida de la fase recesiva”.

 

En menos de tres meses, Pesce ha disminuido la tasa de interés en de 25 puntos porcentuales: a mediados de diciembre, tras el cambio de administración, la misma se ubicaba en 63%. Dicha reducción, aunque se ha llevado adelante en modo gradual, se ha implementado de forma muy rápida desde el punto de vista de los economistas, los que consideran que hacerlo a este ritmo podría ser inconveniente en este contexto y advierten por riesgos al respecto.

 

En menos de tres meses, Pesce ha disminuido la tasa de interés en 25 puntos porcentuales.

 

“Luce arriesgado seguir bajando la tasa de interés mientras el riesgo país sube en un contexto de incertidumbre en torno a la negociación de la deuda en dólares. En un contexto de debilidad en la demanda de activos en pesos frente a los fuertes vencimientos y cuando no tenemos certezas de cuan persistente va a ser el actual escenario de desaceleración de la inflación cuando se tenga que descongelar las tarifas y los combustibles”, afirmó ante El Economista Federico Furiase, director del Estudio EcoGo.

 

El especialista señaló que actualmente tenemos tasas implícitas en los mercados de futuros en la zona de 42% anual, tasa Leliq en 38% y Badlar privada cerca de perforar el 30%, lo cual considera que es una mala señal para el balance comercial privado.

 

“Por otro lado, el Tesoro Nacional pretende reconstruir la curva de pesos a Badlar más spread con precios de licitación que están por arriba de los precios de mercado dado el riesgo de reperfilamiento compulsivo de los vencimientos de los bonos en pesos”, sostuvo, y apuntó que si la baja de la tasa de interés que busca el Gobierno para volver sostenible la deuda en pesos en un contexto de ausencia de crecimiento real de la economía, queda en “off side”.

 

Siguiendo su análisis, el riesgo es que escale la brecha frente al relajamiento monetario, los vencimientos en pesos y las indefiniciones en torno a la renegociación de la deuda en dólares, haciendo que el acuerdo de precios y salarios pierda eficacia en coordinar expectativas mientras queda pendiente el descongelamiento de las tarifas y los combustibles.

 

La decisión de Pesce se sitúa en un contexto en el que el Gobierno busca reactivar rápidamente el consumo y la economía. Hace dos semanas, con miras hacia ese objetivo, el titular de la entidad monetaria dispuso ponerle un techo de 55% a los bancos para las tasas en las tarjetas de crédito, lo que obedece a un pedido directo del presidente Alberto Fernández.

 

***

Fuerte emisión para AT

 

En los últimos meses, el Banco Central ha estado realizando fuertes Adelantos Transitorios (AT) al Tesoro Nacional. El 2 de marzo, la entidad que preside Miguel Pesce le transfirió $ 75.000 millones. De acuerdo con los registros, en lo que va del año, los Adelantos Transitorios desde la entidad monetaria acumulan $ 182.000 millones. Los especialistas advierten por estos movimientos, que combinados con la baja en las tasas de interés que está llevando adelante Pesce podría verse reflejados en la inflación o en la brecha.