Macri, con nueva agenda y contra el populismo

5 de marzo, 2020

Macri, con nueva agenda y contra el populismo

Su nueva agenda estará ligada a temas de política exterior. Para tomar distancia de la política local, la “herencia” de su gestión, los cuestionamientos del gobierno de Alberto Fernández y las eventuales internas de su espacio. Ayer, por caso, participó en Guatemala del V Encuentro Ciudadano organizado por la Fundación Libertad y Desarrollo.

 

En el panel “Centroamérica, dramas y oportunidades, desafíos y soluciones”, dijo que “más peligroso que el coronavirus es el populismo” en la región. “El populismo lleva a hipotecar el futuro. Compromete no sólo el desarrollo sino el futuro básico de las comunidades”, dijo el exjefe de Estado.

 

El actual titular de la Fundación FIFA dijo que el populismo “destruye el trabajo y el respeto a la ley”. Y agregó: “Ha desarrollado un sistema de decir que ellos son los que representan al pueblo”. “Ellos necesitan gobernar sin contrapesos para poder imponer todas las arbitrariedades que niegan los avances del mundo y de la tecnología”, subrayó Macri.

 

“¿Por qué fracasan los países?, ¿por qué tienen éxito los países? Porque se animan a la revolución tecnológica, se animan a la competencia, a la transparencia. Todos son valores que tienen que estar y para eso nos tenemos que unir”, aseguró el exmandatario.

 

Macri compartió panel con otros ex mandatarios, como Miguel Angel Rodríguez, (Costa Rica 1998-2002), Luis Alberto Lacalle, (Uruguay 1990-1995), Jamil Mahuad, (Ecuador 1998-2000) y Luis Alberto Moreno, presidente en funciones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

 

En su ponencia Macri ponderó a la revolución tecnológica por facilitar la vida de las personas aunque planteó la necesidad de “mejorar las asimetrías”. “Hoy día apretamos un botón y tenemos un auto. Apretamos un botón y tenemos una habitación. Apretamos un botón y escuchamos música o tenemos una película. Apretamos un botón y tenemos pareja”, aseguró.

 

“Le digo a mi mujer, que está acá, que ella me costó mucho más que apretar un botón. Pero en la democracia, como con mi mujer, cuesta mucho más tiempo cambiar las cosas”, prosiguió el dirigente de Juntos por el Cambio.

 

Por último, el expresidente aseguró que los gobiernos de Latinoamérica necesitan “reglas claras y permanentes para acumular la inversión y capital, que es lo que te lleva al desarrollo”.