Los supermercados deberán retrotraer algunos precios al 6 de marzo

20 de marzo, 2020

Los supermercados deberán retrotraer algunos precios al 6 de marzo

El Gobierno ordenó que por los próximos 30 días, los precios de 304 productos se retrotraigan a su valor del 6 de marzo como precios máximos de venta al consumidor final. Los rubros incluidos son alimentos, bebidas, artículos de higiene y limpieza.

 

“Si el arroz en un comercio estaba el 6 de marzo a $ 50 y hoy está a $ 55, el comercio deberá volver a ofrecer arroz a $ 50”, explicó el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. Además, advirtió que se están llevando a cabo inspecciones en los comercios y que “habrá clausuras para quienes incumplan las normas”.

 

Los almacenes, mercados, autoservicios, supermercados e hipermercados, se verán afectados por la reglamentación, a excepción de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) y establecimientos comerciales mayoristas de venta de productos de consumo masivo, que cuenten con salón de ventas.

 

A su vez, todos los distribuidores, productores y comercializadores de cosas muebles, obras y servicios, y prestaciones, que se dediquen a la producción, construcción, procesamiento, comercialización, sanidad, alimentación, vestimenta, higiene, vivienda, deporte, cultura, transporte y logística, y esparcimiento, también tendrán que retrotraer sus precios para la venta a los comercios afectados por la norma.

 

En la Resolución 100/2020 de la Secretaría de Comercio Interior publicada hoy en el Boletín Oficial, explica que los “aumentos, por parte empresas de diversa capacidad económica, resultan irrazonables y no se corresponden con las variaciones recientes de las estructuras de costos de producción”.

 

En la página web de la Subsecretaría de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores se publicará la lista de precios vigentes al 6 de marzo, informados por el Sistema Electrónico de Publicidad de Precios Argentinos (SEPA).

 

“Este aumento general de precios afecta especialmente el bienestar general de la población al proyectarse en el marco de la ampliación de la emergencia pública en materia sanitaria, donde fueron dispuestas medidas para restringir el tránsito y circulación de personas en el territorio nacional y de fronteras, todo lo cual redunda en un aumento significativo de la demanda de bienes de consumo esencial”, explicaron desde la secretaría dirigida por Paula Español.

 

Por su parte, Kulfas ya se había pronunciado al respecto: “Queremos que nadie se pase de vivo y se aproveche de la necesidad y la angustia de la gente. Estamos pidiendo que hagan el negocio que hacían usualmente. No les pedimos que no hagan negocio y no ganan plata”.