La industria ganadera, esperanzada por el reactivamiento de las exportaciones a China

23 de marzo, 2020

vacas campo ganaderia agro

A pesar de la caída de la demanda de carne en las últimas semanas por la crisis mundial del coronavirus, a nivel local la actividad industrial sigue siendo sostenida por el mercado interno. Aunque la venta a restaurantes y comedores se ha visto afectada por el aislamiento obligatorio en todo el país, los supermercados y carnicerías sostienen todavía la actividad.

 

En un informe que publicó hoy el Mercado Ganadero de Rosario, el Rosgan sostiene que la industria tiene puesta sus esperanzas en el reactivamiento de las exportaciones a China. “La buena noticia es que la mayoría de los puertos ya está retomando su nivel de actividad normal por lo que tarde o temprano, esa reactivación debería comenzar a reflejarse en los orígenes”, explicaron en el comunicado María Belén Collati y María Julia Aiassa de la consultora Big River.

 

El presidente del Consorcio de Exportadores ABC, Mario Ravettino, también aseguró que la demanda de China pareciese estar volviendo al ruedo. “Comenzaron las consultas pero todavía no hay embarques y los precios que se ofrecen rondan los 4.500 dólares la tonelada. Son, en consecuencia, significativamente menores a los picos que se pagaron el año pasado, La quita respecto de los picos obtenidos en 2019 rondan los 2.500 dólares por tonelada de carne”, dijo Ravettino en diálogo con Bichos de Campo.

 

Volver a exportarle al Gigante Asiático no es un dato menor. Según estadísticas de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA), en abril de 2019 “de cada 4 kilos exportados de carne vacuna, 3 se enviaron a China”.

 

Sin embargo, a la industria todavía le sigue tocando recibir golpes. Ante la crisis por el coronavirus, que en este momento está causando estragos en ese continente, desde Rosgan manifestaron que los problemas que habían tenido con China a principios de 2020, ahora comenzaron a sucederse con el Viejo Continente.

 

“Hay importantes volúmenes de producto ya embarcados cuyo cumplimiento está siendo cuestionado. Varios importadores europeos solicitando posponer los embarques o incluso abriendo la renegociaciones de precios pactados. En 2019, las exportaciones de carne vacuna con destino Unión Europea representaron para nuestro país un ingreso cercano a los US$ 502 millones, aportando más de un 15% de la facturación total”, explicaron.

 

Además, en un relevamiento hecho por Valor Carne al 20 de marzo, el precio del novillo argentino tipo exportación cayó 14 centavos en los últimos diez días para ubicarse en los US$ 2,68. “Los frigoríficos exportadores redujeron los valores ofrecidos dando señales de cautela ante la incertidumbre respecto de la demanda”, agregaron desde el mercado ganadero.

 

La industria había comenzado a notar la caída de la demanda en febrero. “De acuerdo a estimaciones del Consorcio de Exportadores de Carnes, cuyas empresas representan el 95% de la exportación total, el volumen exportado durante el segundo mes del año habría caído 30% en relación a enero, producto del impacto que genera la crisis del coronavirus sobre la demanda mundial. En enero pasado, las ventas al exterior habían bajado 35% respecto de diciembre de 2019”, añadieron.

 

También explicaron que aquellas plantas orientadas a la faena de novillos de exportación y quienes trabajan corte Hilton, “sufrirán muy fuerte esta desaceleración, generando una sobreoferta de carne en corto plazo, que podría termina impactando en los precios internos”.

 

Esta semana el mercado de Liniers mostró un ajuste de más de 6% en la categoría de novillos y desde Rosgan advirtieron que el valor de dicha categoría es el indicador de precios para toda la cadena, “por lo que no se descarta un traslado directo al resto de las categorías”.

Dejá un comentario