Guzmán sobre la deuda: “No es financiable, es excesivamente onerosa y no es sostenible”

20 de marzo, 2020

guzman acreedores renegociación

El ministro de Economía, Martín Guzmán, hizo un análisis sobre la situación económica que atraviesa el país en el marco del proceso de reestructuración de la deuda pública y la comsideró “inasequible e insustentable”.

 

Mediante una videoconferencia en inglés desde las oficinas del Palacio de Hacienda, precisó que “la deuda es excesivamente onerosa considerando la urgencia de atender necesidades sociales críticas” y que “tampoco es financiable dados sus costos extremadamente altos”.

 

Guzmán sobre la deuda: "No es financiable, es excesivamente onerosa y no es sostenible”

 

“Las necesidades brutas de financiamiento para los próximos cuatro años, sin ajustes, ascienden a US$ 300.000 millones, y los intereses pagados por el Gobierno han alcanzado niveles pre-crisis 2001”, agregó.

 

“La trayectoria actual de la deuda no es sostenible bajo supuestos realistas de resultado fiscal primario y de crecimiento económico. Nuestra estrategia apunta a poner a la deuda argentina en un sendero sostenible”. Y añadió: “Esto requiere que el costo de refinanciación de la deuda esté alineado con nuestros objetivos de superávit primario de mediano y largo plazo, (así como) con nuestra trayectoria de crecimiento de mediano y largo plazo”.

 

Para el ministro, hoy es “inviable” un superávit fiscal de 4 puntos del PIB para pagar los compromisos de deuda que actualmente tiene el país y estimó que las cuentas públicas recién llegarán a un equilibrio fiscal en el 2022, teniendo superávit entre 0,1% y 0,5% un año después.

 

También indicó que prevé que el PIB caerá entre el 1% y 1,5% en 2020 según las estimaciones que realizaron, pero que crecerá entre el 2,5% y 3% el próximo año.

 

Además, habló sobre la crisis generada por la pandemia y qué repercusiones generará. El titular de Economía sostuvo que “los tiempos y la intensidad de la recuperación también son inciertos debido a la situación asociada al coronavirus, que podría prolongar la crisis”, aunque no afectarán al país en mediano y largo plazo.

 

Así mismo expresó que la refinanciación deberá contener “proyecciones realistas de balanza comercial y acumulación de reservas internacionales compatibles con una normalización de las regulaciones de la cuenta de capitales; servicios de deuda consistentes con una refinanciación manejable de la deuda en pesos y moneda extranjera en el mediano y largo plazo y buffers suficientes para la protección contra shocks exógenos como del comercio global, los financieros, y la situación actual del coronavirus Covid-19”.

 

A pesar de que consideró que las necesidades financieras de los próximos cuatro años estuvieron por encima de lo sugerido como sostenible por el Fondo Monetario Internacional (FMI), destacó que “el país ha continuado el pago de intereses en moneda extranjera con reservas del BCRA hasta el comienzo formal del proceso de reestructuración con una oferta de canje”. Eso, dijo, “muestra un compromiso de la Argentina para tener un camino hacia una deuda sostenible y su preferencia por hacerlo de forma ordenada”.

 

Al finalizar, el ministro convocó a los bonistas a participar en el transcurso de la próxima semana de un “roadshow” mediante videoconferencia. “Argentina está dispuesta a intensificar la interacción con los tenedores de bonos sobre la base de la transparencia, los esfuerzos de buena fe en un proceso colaborativo dirigido a restaurar la sostenibilidad de la deuda y de un tratamiento justo entre acreedores elegibles”, concluyó.

 

Hoy el FMI había publicado una nota técnica sobre la sostenibilidad de la deuda en donde expresaba que “en la opinión del equipo técnico, el alivio de la deuda necesario debería reducir las necesidades de financiamiento bruto de Argentina a un promedio de alrededor del 5% del PIB, y no superior al 6% del PIB para cualquier año en el mediano y largo plazo”. En concreto, dijeron: “Dependiendo del escenario supuesto, el alivio en el servicio de la deuda en moneda extranjera necesario oscila entre U$S 55.000 y U$S 85.000 millones durante la próxima década”.

 

El PPT que presentó Guzmán

MARCO DE SOSTENIBILIDAD PARA LA DEUDA ARGENTINA