Fernández volvió a cuestionar el paro del campo y el sector le respondió

11 de marzo, 2020

Fernández volvió a cuestionar el paro del campo y el sector le respondió

El presidente Alberto Fernández volvió a criticar ayer el cese de comercialización de granos y hacienda que está realizando esta semana la Mesa de Enlace como protesta por el último incremento de tres puntos porcentuales a los derechos de exportación del complejo sojero, que pasó a 33%, luego de la suba de 24,7% a 30% que el Gobierno había implementado en diciembre.

 

“A veces me duele mucho la intolerancia de los que no entienden y a veces hacen paros raros”, afirmó Fernández, que el lunes por la noche había dicho que la medida de fuerza del bloque rural tiene como objetivo “beneficiar a los mayores productores de soja”.

 

Algunos de los dirigentes de las entidades que integran el bloque rural le respondieron a Fernández. Tras la inauguración de Expoagro, el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, señaló a la agencia de noticias Télam que el objetivo de la protesta es “hacer reflexionar al Gobierno para que tome otro camino” y explicó que “el paro es contra una medida concreta que atrasa la producción”. En ese sentido, negó que la medida de fuerza tenga objetivos políticopartidarios.

 

No obstante, Iannizzotto consideró que el diálogo con el Gobierno “no está cortado” y que “una vez que pase el paro”, tendrá que “buscar una salida conjunta”. “Vamos a proponer una ley de Economías Regionales, una de Semillas, una vinculada a Cuidado de Suelos y otra sobre Seguro Agrícola”, anticipó el dirigente.

 

En tanto, el titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, dijo que “el Gobierno tiene que entender que hay un problema a futuro de ingreso de divisas”, porque “con esta presión impositiva va a ser muy difícil producir soja”. Además, aseguró que el cese de comercialización “tiene una alta adhesión”.

 

Por su parte, el ex ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere apuntó en diálogo con la agencia estatal: “La presión impositiva nacional, provincial y municipal se ha desmadrado”. A la vez, afirmó que la medida de fuerza dispuesta por la Mesa de Enlace evidencia que los productores del sector “no le creen a este Gobierno”

 

“El 92% de los departamentos donde se hace soja van a dar quebranto a partir de este nuevo aumento”, aseguró Etchevehere y sostuvo que “hay una situación muy grave a partir de tres tipos de cambio”. “El productor de soja tiene un dólar a $ 41 y compra insumos a un dólar libre de más de $ 80. Y encima la soja baja cada vez más”, cuestionó.

 

“La gente no ve un horizonte. No ve que se esté haciendo algo para bajar el gasto público”, afirmó. “El presidente Fernández debería cuidar al sector agropecuario para que produzca más, no subirle la presión impositiva”, señaló, y agregó que consideró como un “error” que las máximas autoridades del Gobierno no hayan estado presentes en la apertura de Expoagro.

 

“El sector agrícola invierte por año US$ 12.000 millones. Es muy raro que un gobierno no atienda a un inversor de esa magnitud. El gobernador de Buenos Aires (Axel Kicillof), la provincia más importante en producción del país, debería estar acá también”, afirmó.

 

Baja recaudación

 

La Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) informó ayer que en febrero la recaudación por derechos de exportación creció 19,9% respecto al mismo mes del año pasado. Sin embargo la esta variación implicó una contracción de 19,5% en términos reales. De esta manera, de acuerdo con el organismo, el cobro de esos tributos registró “la suba más moderada desde agosto de 2018”.

 

El menor aporte de las retenciones “se explica porque los exportadores del complejo agroindustrial adelantaron el registro de operaciones a los últimos meses de 2019, previendo un eventual aumento en las alícuotas de ese impuesto o eventuales cupos a las exportaciones”, según indicó la OPC.

 

De acuerdo con el organismo, la retracción en el pago de retenciones fue “un factor importante” para explicar el deterioro recaudatorio global del segundo mes del año, que según el informe se ubicó en 4,4% en términos reales.