El oficialismo desdobla su agenda legislativa

10 de marzo, 2020

El oficialismo desdobla su agenda legislativa

Por Pablo Varela

 

El Congreso de la Nación se prepara para tener un mes de marzo movido al compás de los debates por la reforma judicial y la legalización del aborto que ingresarán en los próximos días.

 

En la Casa Rosada, minimizaron ante El Economista las versiones que indican que el proyecto en el que trabajan el secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Béliz y la ministra de Justicia, Marcela Losardo, siempre con la supervisión de Vilma Ibarra, (quien custodia la firma del Presidente), genere tensiones hacia el interior de la coalición gobernante, especialmente con el Instituto Patria.

 

“No hay tensión ahí. Aborto entra en Diputados, y habrá dos debates fuertes con un pequeño delay en cada cámara”, razonó una fuente de la Casa de Gobierno, para explicar que la decisión de ingresar la reforma a la Justicia por el Senado es más por optimizar energías que por diferencias internas.

 

Efectivamente y tal como informó este diario, el “ambicioso” proyecto que busca morigerar el poder de los 12 juzgados federales de Comodoro Py y establecer criterios “transparentes” en la selección de los magistrados ingresará por la Cámara Alta.

 

En Casa Rosada admiten que el proyecto además, requiere de “recursos”. Según informaron fuentes legislativas, las comisiones que llevarán adelante en reuniones plenarias el debate son las de Asuntos Constitucionales, presidida por la santafesina María de los Angeles Sacnun, la Presupuesto y Hacienda, a cargo del cordobés Carlos Caserio y la de Justicia y Asuntos Penales, que deberá constituirse durante esta semana. En el oficialismo, manejan con hermetismo el posible nombre.

 

En el Senado afirman que el poroteo de nombres está avanzado, aunque todavía no hay confirmaciones y hoy podrían comenzar a aparecer las definiciones. El jueves, la Cámara Alta dará sanción definitiva al proyecto que reforma las jubilaciones de privilegio.

 

La holgada mayoría que ostenta el bloque del Frente de Todos en el Senado hace prever que el oficialismo no tendrá dificultades a la hora de darle media sanción al proyecto.

 

Distinta es la situación en materia de aborto, en donde el escenario se prevé dificultoso para el oficialismo. Según pudo averiguar este diario, hasta el momento hay 35 votos “pañuelos celestes” y 32 votos “pañuelos verdes”. “La clave siguen siendo las 5 abstenciones”, explican fuentes del oficialismo.

 

Ayer hubo una reunión sobre aborto que encabezó Fernández, en la que estuvieron Ibarra, Cafiero y Ginés González García.

 

El que trabaja para acercar posiciones directamente con los gobernadores, es el secretario de Relaciones Políticas y Parlamentarias, Fernando Navarro, que la semana pasada estuvo en Rosario y en Entre Ríos, en el marco del programa Argentina Armónica.

 

Ayer, hubo una reunión en la Casa Rosada sobre el tema que encabezó el propio Fernández, en la que además estuvieron presentes Ibarra, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el ministro de Salud, Ginés González García y la ministra de Mujeres y Género, Eliana Gómez Alcorta. En el oficialismo continúan puliendo la redacción del proyecto y buscan marcar diferencias con el debatido en 2018. Como lo expresó el Presidente ante la Asamblea Legislativa, la iniciativa hará eje sobre el derecho de la mujer, a decidir sobre su propio cuerpo.

 

En tanto en la Cámara Baja, habrá cuatro comisiones por las que transitará el proyecto para legalizarlo, entre las que se encuentran la de Legislación General, a cargo de Cecilia Moreau, la de Salud, Mujer y Legislación Penal.

 

Por ahora, el armado de las comisiones se encuentra en proceso en Diputados, lo que incluso valió el enojo en las filas de la oposición. “No nos confirman las comisiones”, razonó una voz de la oposición ante este diario.

 

Algunas fuentes legislativas señalan que las comisiones podrían ir constituyéndose a medida que los debates lo requieran.

 

Para la de Salud suena el tucumano Pablo Yedlin, (aunque algunas fuentes relativizan su designación), y para Mujer asoma el nombre de la kirchnerista Mónica Macha.

 

En principio en la Cámara Baja, el camino está allanado para que el proyecto de interrupción legal del embarazo obtenga media sanción, al igual que sucedió en 2018.

 

Con el escenario económico irresuelto y la negociación de la deuda como telón de fondo, el oficialismo buscará ganar iniciativa política por la vía legislativa.