El oficialismo acelera el armado de comisiones

11 de marzo, 2020

El oficialismo acelera el armado de comisiones

Por Pablo Varela

 

Tal como anticipó El Economista, el armado de las comisiones en la Cámara Alta del Congreso comenzó a acelerarse ayer, cuando en horas de la tarde se convocó a los integrantes de la de Justicia para que se constituya. Estará al frente de la misma un hombre de estrecha confianza de Cristina Kirchner, el senador por Neuquén, Oscar Parrilli.

 

De esa manera, quedaron establecidas las tres comisiones que llevarán adelante el ambicioso proceso de reforma judicial que anunció el presidente Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa.Pretende licuar el poder de los 12 juzgados de Comodoro Py, además de establecer mecanismos de transparencias a la hora de la selección de los magistrados sumado a la creación de medio centenar de juzgados, traspasando parte de la Justicia a la órbita de la ciudad de Buenos Aires.

 

Las comisiones serán tres: Justicia y Asuntos Penales, presidida por Parrilli, Asuntos Constitucionales a cargo de María de los Angeles Sacnun, y la de Presupuesto Hacienda, encabezada por el cordobés Carlos Caserio. En las filas del oficialismo reconocen que el trámite del proyecto será trabajoso, y que además implica cuantiosos recursos tanto materiales como humanos, por lo que el debate promete ser extenso.

 

En parte la decisión de ingresar el proyecto por el Senado se debe a la holgada mayoría que el bloque del Frente de Todos tiene. Desde la Cámara Alta se podrán introducir modificaciones negociadas con el interbloque opositor, conducido por Luis Naidenoff, que según entienden en la Casa Rosada tiene una mejor predisposición al diálogo que su par en Diputados, Mario Negri.

 

Ayer, terminaron de quedar establecidas las tres comisiones que llevarán adelante el ambicioso proceso de reforma judicial.

 

Con Parrilli al frente de la comisión de Justicia, Cristina Kirchner se asegura el control sobre una parte importante del debate de la reforma judicial que todavía no terminan de pulir el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, y la ministra del área, Marcela Losardo.

 

Ayer, el interbloque de Juntos por el Cambio recibió a los gobernadores radicales, a la titular del PRO, Patricia Bullrich, al titular de la UCR, Alfredo Cornejo, y Negri para durante una reunión que duró cerca de tres horas la preocupación acerca del proyecto de intervención de la Justicia de Jujuy, aunque todo parecería indicar que la iniciativa no tiene apoyo siquiera dentro del propio oficialismo.

 

En tanto en la Cámara Baja se esperan definiciones para esta semana. Fuentes legislativas aseguran que entre hoy y mañana, deberían comenzar a aparecer las definiciones respecto del armado de las comisiones.

 

En dicho sentido trabajan las dos secretarias parlamentarias de cada uno de los bloques mayoritarios. La bonaerense Cristina Alvarez Rodríguez del FdT, y la radical y cordobesa Brenda Austin.

 

“Hasta que no esté el 100% de ellos nosotros no tenemos nada firme. Es un dominó”, explican que en la oposición para graficar el escenario.

 

Diputados se prepara para recibir los proyectos de legalización de aborto y el programa de los “1.000 días”, para los cuáles habrá que constituir las comisiones de Salud, Mujer y Legislación Penal, además de Legislación General, la cual fue constituida durante el período extraordinario y está encabezada por la massista Cecilia Moreau.

 

Con un duro escenario económico por delante, y la renegociación de la deuda marcando el compás de la economía, en Casa Rosada creen que la norma sea aprobada. “Esta ley tiene que salir. Sería la primera victoria política del Gobierno después de las emergencias”, razonó una fuente en la Casa Rosada ante este diario.