El mercado espera menos crecimiento en Brasil

16 de marzo, 2020

El mercado espera menos crecimiento en Brasil

Los analistas del mercado en Brasil, a los que consulta semanalmente el Banco Central de Brasil (BCB) para elaborar el informe Focus, volvieron, como se descontaba, a recortar el crecimiento esperado para este año, que pasó de 1,99% a 1,68%. Pero la mediana de los pronósticos para 2021 se mantuvo en 2,50%. También hubo un ajuste en el caso de la producción industrial para 2020, de 2,0% a 1,63%.

 

A su vez, el Indice de Precios al Consumidor Amplio subiría 3,10% este año, una baja frente al 3,20% estimado en el Focus anterior.  De esta manera, se cumpliría con la meta de inflación cuya tasa central es de 4%. El ajuste es consecuencia de la suba del IPCA de enero que fue la más baja para el primer mes del año desde 2000. Por otra parte, el menor nivel de actividad quitará presión sobre los precios. En este contexto de estabilidad, el mercado considera que la tasa Selic, actualmente en 4,25%, cerrará el año a 3,75%, pero hay presión para un recorte mayor. Esta semana se reunirá el Comité de Política Monetaria del Banco Central para decidir el rumbo de la tasa.

 

Los analistas consideran que el dólar, cuya cotización está cerca de los 5 reales, se ubicaría a 4,35  a fin de 2020. Ese pronóstico implicaría una fuerte revaluación del real en los próximos meses, pero el escenario  es muy complejo por el fuerte deterioro que muestran las monedas de los países emergentes.

 

En el frente externo, hay pocas variaciones con relación al Focus de la semana pasada tanto en el desequilibrio la cuenta corriente como en el superávit de la balanza comercial que este año alcanzaría a US$ 36.100 millones. El pronóstico sobre el déficit del resultado primario fue ajustado de 1,10% a 1,15% del PIB mientras que el del nominal se mantuvo en 5,50%.

 

El deterioro de las perspectivas de crecimiento de la economía brasileña está en línea con el que se observa en todos los países del mundo.  Y en tanto no haya iniciativas de estímulo económico que logren compensar el efecto contractivo que producen las medidas que, inexorablemente, hay que adoptar tomar frente al coronavirus, la caída continuará. Para Argentina, el desempeño económico de Brasil es un dato clave, pero en esta oportunidad, sus  dificultades se inscriben en un contexto mucho más amplio.