El BCRA, contra la desigualdad de género: las 5 brechas que afrontan las mujeres

2 de marzo, 2020

El BCRA, contra la desigualdad de género: las 5 brechas que afrontan las mujeres

El domingo 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer y, según el BCRA, “representa una oportunidad para reflexionar sobre las desigualdades y promover el desarrollo pleno y el ejercicio efectivo de los derechos de las mujeres”.

 

Desde la entidad se suman para visibilizar las injusticias que todavía existen para las mujeres en Argentina. Para ello, lanzarán del 2 al 8 de marzo la campaña #MujeresyBrechaEconómica en las redes sociales, con el objetivo de divulgar información sobre distintas brechas económicas.

 

Las 5 brechas económicas

 

Trabajo no remunerado: las diferencias en la distribución del trabajo doméstico son una de las mayores fuentes de desigualdad entre mujeres y varones. Las mujeres dedican más del doble de horas a trabajos no remunerados. Por semana destinan en promedio 15 horas a trabajo remunerado y 42 horas a trabajo doméstico no remunerado. En cambio, los varones destinan 33 horas a trabajo remunerado y 17 horas a trabajo doméstico no remunerado.

 

El BCRA, contra la desigualdad de género: las 5 brechas que afrontan las mujeres

Brecha en el mercado laboral: las mujeres participan de la actividad económica 20% menos que los varones. Esto tiene su correlato en la menor cantidad de mujeres titulares de cuentas sueldos. Del total de personas adultas que tienen al menos una cuenta de depósito el 19,8% son mujeres y el 28,7% son varones.

 

Brecha de ingresos: la diferencia de salarios entre mujeres y varones es del 27% en el mercado laboral formal y se estima que llega al 36% en el empleo informal. Lo que es más: la brecha de ingresos existe a pesar de que las mujeres tienen mayor formación educativa. El 60% de las mujeres tienen educación secundaria o superior en contraposición del 55% en los varones.

 

Brecha en el acceso al crédito: entre mujeres y varones hay una distancia de 50% (en detrimento de las mujeres) en el acceso a créditos que requieren mayores garantías y tienen plazos más largos de repago, como préstamos prendarios e hipotecarios. En el caso de créditos hipotecarios la relación de acceso es de 0,5% de mujeres contra 1% de varones y en los préstamos prendarios la relación de acceso es de 1% de mujeres contra 1,9% de varones.

 

Techo de cristal: hay 30% menos mujeres que varones en puestos jerárquicos y de decisión en ámbitos laborales. El 5,4% de las mujeres ocupa cargos de jefatura o dirección mientras que el 7,8% de los varones acceden a estas posiciones jerárquicas.

 

 

Después de medio siglo de crecimiento sostenido, en los últimos años se observó una desaceleración a nivel global en la inserción de mujeres al mercado de trabajo. En Argentina, la tasa de actividad femenina se incrementó de manera notoria desde la década de 1960, alcanzando un pico de 60% en 2004, para luego declinar y estancarse alrededor de 45%.

 

El BCRA, contra la desigualdad de género: las 5 brechas que afrontan las mujeres

 

Según el informe del BCRA, algo parecido se dio con el nivel de empleo femenino, en un contexto de deterioro en el ingreso relativo a sus pares masculinos. El porcentaje de mujeres empleadas ha ido aumentando en los últimos años, lo que redujo levemente la brecha respecto a los hombres alcanzando el 18,7% en el segundo trimestre de 2019.

 

Entre el primer trimestre de 2017 y 2019, el crecimiento del empleo femenino se concentró en trabajadoras independientes (37%) y asalariadas informales (41%). El aumento de independientes, junto con el de las asalariadas monotributistas (11%), señalizan la preferencia por flexibilidad horaria. Incluso el 55% del crecimiento se concentró en el segmento de subocupadas.

 

Según resalto el BCRA, el 41% de los hogares está a cargo de mujeres.

 

La suba del trabajo informal ubicó a la precarización de las asalariadas en 34% en el primer trimestre de 2019 (5 puntos porcentuales más que los hombres). En total, la mayor proporción de mujeres (78%) son asalariadas, característica similar a los hombres.

 

El BCRA, contra la desigualdad de género: las 5 brechas que afrontan las mujeres

 

A diferencia de lo que ocurrió con las brechas de actividad laboral y empleo, la de desempleo de las mujeres ha tendido a ampliarse en los últimos años. Sin embargo, esta tendencia se vio interrumpida por el aumento de la tasa de desempleo de los hombres en el 2019. En el caso de las jefas de hogar, la tasa de desempleo es mayor para aquellas que tienen hijos más pequeños y, por lo tanto, requieren de más flexibilidad horaria en su búsqueda laboral. Según resaltó el organismo monetario, el 41% de los hogares está a cargo de mujeres.

 

“Todas estas desigualdades afectan el desarrollo y la independencia económica de las mujeres e impactan en la construcción de una sociedad equitativa”, concluyó el BCRA.