Cumbre del PJ con Schiaretti alineado para reorganizar su estructura y respaldar al Gobierno

5 de marzo, 2020

Cumbre del PJ con Schiaretti alineado para reorganizar su estructura y respaldar al Gobierno

Tras más de una década, el peronismo cordobés, de manera orgánica, vuelve a la estructura del Partido Justicialista. Con el aval del gobernador Juan Schiaretti, prescindente en la última elección presidencial y rival del kirchnerismo, y con congresales en el acto de hoy en el Estado de Ferro. El vínculo con la Casa Rosada parece repuesto, por necesidades cruzadas. El Gobierno, de esta forma, sumar al gobernador díscolo que le faltaba y Schiaretti superar las presiones de su propio espacio y conseguir algún alivio mayor financiero.

 

El congreso partidario busca consensuar una lista de unidad en la nueva conducción nacional y cumplir con los pasos legales. Además de brindarle al Gobierno un partido con mayor peso como sostén, en un contexto de negociaciones con acreedores externos y el Fondo Monetario Intencional.

 

El pedido del presidente Alberto Fernández fue claro. Pretende la unidad de todos los sectores y provincias. Por eso también resulta importante el regreso de otro partido “provincial” díscolo: el PJ de Salta, que ayer también aprobó su participación. El exgobernador Juan Manuel Urtubey, distante de Cristina Kirchner y el Frente para la Victoria, también había retirado la estructura provincial de la nacional.

 

Ese pedido de unidad de Fernández también intenta aquietar la disputa entre el actual presidente del partido, el diputado nacional sanjuanino José Luis Gioja y el gobernador chaqueño Jorge Capitanich, ambos interesados en encabezar la nueva conducción. Gioja tiene a favor haber sido el presidente del momento posterior a la intervención y el que logró alinear al partido con Cristina Kirchner antes de la conformación del Frente de Todos. En contra tiene la pelea interna con el hombre fuerte de su provincia, el gobernador Sergio Uñac. Capitanich, en tanto, representa el poder territorial concreto.

 

A pesar de que Schiaretti no estará presente en Ferro dio su mensaje de aprobación y acercamiento a la Casa Rosada. Córdoba tiene 84 congresales nacionales, divididos entre los sectores internos que responden al gobernador Schiaretti; al espacio del ‘delasotismo’; al senador nacional Carlos Caserio y los más afines al kirchnerismo.

 

Las gestiones del ministro del Interior, Wado de Pedro, la pelea interna con el senador nacional Carlos Caserio, que preside el partido a nivel provincial, la lista de unidad para enfrentar a Juntos por el Cambio en la elección municipal de Río Cuarto y la necesidad de tener una buena relación con el Gobierno aceleraron los tiempos de reingreso partidario.

 

***

El PJ según Capitanich

 

“Esta etapa exige la construcción de un partido que sea capaz de vertebrar el Frente de Todos como una organización política confederada cuya columna vertebral sea el justicialismo, pero que aglutine a todas las expresiones más diversas, incluyendo a los movimientos sociales, a los jóvenes, al movimiento feminista, a los trabajadores y empresarios y a nuestros referentes políticos”, sostuvo ayer Jorge Capitanich, gobernador de Chaco y uno de los aspirantes a presidir el PJ, en un texto que publicó en la agencia oficial Télam. “Un presidente de nuestro signo necesita un partido que lo respalde desde la defensa comunicacional, desde la movilización de la militancia, desde la convocatoria internacional a otros partidos y pueblos del mundo a denunciar las injusticias y propiciar las más profundas reparaciones de las heridas provocadas por la hegemonía neoliberal”, agregó.