Constituyeron la mesa de Expendedores Unidos para unificar propuestas frente al Gobierno

13 de marzo, 2020

combustibles

Las entidades que nuclean a los empresarios de estaciones de servicio de todo el país conformaron ayer la mesa sectorial Expendedores Unidos con el objetivo de potenciar la agenda de trabajo con el Gobierno y con los actores del sector.

 

El espacio está integrado por la Confederación de Entidades de Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha) que nuclea a los empresarios de estaciones de servicio , (y la más grande del país), y por las entidades como la Federación de Empresarios de Combustibles (Fecra), La Cámara de Expendedores de GNC (Cegnc) y la Asociación de Estaciones de Servicio (AES).

 

“La mesa representará a unas 4.800 estaciones de servicio responsables de más 60.000 empleados, y buscará potenciar la agenda de trabajo con el Gobierno Nacional y definir lineamientos conjuntos ante las problemáticas del sector”, explicaron

 

Además, la nueva entidad busca sumar a los distintos sindicatos que conforman el sector para “trabajar en la defensa de las fuentes de trabajo”, explicaron.

 

“Esta mesa es dar un paso más en la unión del sector, ya que están presentes tanto referentes de la confederación nacional como de las federaciones y cámaras que operan a nivel provincial o regional”, destacó el presidente de Cecha, Gabriel Bornoroni.

 

De esta manera, las entidades buscarán confluir las diferentes demandas “en una única agenda consensuada”, lo que entienden les dará “más peso y representatividad para trabajar junto al Gobierno y colaborar en las soluciones de los problemas del sector”.

 

Esta alianza se da en un contexto crítico para el sector afectado por la caída de ventas en las naftas Super y Premium que fue de 1,67% en 2019, según datos de la Secretaría de Energía. Y el punto más alto de caída lo vivió la nafta premium con 14,28%.

 

Está integrada por las organizaciones Cecha Fecra, Cegnc y a Asociación de Estaciones de Servicio (AES).

 

Por otra parte, el sector se vio perjudicado por los altos costos operativos, marcados por la carga impositiva y los acuerdos salariales.

 

La actividad se vio “condicionada a cerrar un acuerdo paritario que lo ubica entre los pocos que superó la inflación nacional y que reflejó un incremento salarial de 55%”, dos puntos por encima del crecimiento de precios de 2019.

 

Además, el sector se vio afectado en sus operaciones por el decreto 14/2020 que elevó la paritaria abril 2019-marzo 2020 a casi 70% contra un aumento de los combustibles de 43,3%.

 

En tanto, los sueldos del sector equivalen a 80% con lo que están condicionados para sus operación por los aumentos.

 

En tanto, el presidente de Fecra, Vicente Salvador Impieri, agregó que las cuatro entidades ya hicieron las primeras presentaciones ante las distintas autoridades, como así también destacó que por primera vez, las próximas paritarias serán negociadas de manera conjunta.

 

Por otra parte los estacioneros también deben resolver otras cuestiones como la relación con las petroleras ya que en el pasado hubo problemas en los acuerdos de comercialización para la venta de combustible.