Confían en aprobar el pliego de Rafecas

11 de marzo, 2020

Confían en aprobar el pliego de Rafecas

La Casa Rosada remitió ayer el pliego para Procurador General de la Nación, del juez federal Daniel Rafecas al Senado. El presidente Alberto Fernández ya había manifestado que Rafecas era el hombre que él deseaba para ocupar el cargo de jefe de los fiscales.

 

Más allá de los pasos formales, el pliego de Rafecas deberá ser aprobado por dos tercios de la Cámara Alta, por lo que el oficialismo deberá trabajar en la obtención de consensos. Con una mayoría holgada de 42 senadores, el Frente de Todos requiere seis votos para alcanzar los dos tercios necesarios.

 

En las filas del FdT especulan con la posibilidad de que el voto del interbloque mayoritario de Juntos por el Cambio, vote de manera dividida.

 

La UCR mantiene viejas rencillas con el juez federal, y por ahora no ha dado una definición al respecto, aunque a priori, todo indicaría que no acompañaría la iniciativa del Poder Ejecutivo.

 

Ahora, la propuesta del Gobierno se deberá analizar en una Audiencia Pública en la cual Rafecas deberá responder las preguntas de los legisladores sobre el plan que instrumentará en la Procuración General de la Nación.

 

En ese ámbito, los senadores evaluarán los apoyos e impugnaciones que se presentaron sobre el pliego de Rafecas, así como las respuestas del candidato a Procurador previo a la emisión del despacho que se debatirá en el recinto de sesiones.

 

Luego, el pliego deberá a atravesar el debate en la estratégica Comisión de Acuerdos, la cual preside la mendocina y mujer de confianza de Cristina Kirchner,
Anabel Fernández Sagasti. Dicha comisión, es la encargada además de tratar el pliego de los magistrados, además de los diplomáticos.

 

El envío por parte del Poder Ejecutivo del pliego hace suponer que desde el oficialismo cuentan con los apoyos necesarios para la aprobación.

 

La remisión de la propuesta de Rafecas a la Cámara Alta coincide además con el inminente envió del proyecto de reforma judicial que anunció el Presidente ante la Asamblea Legislativa. Al momento, el que ocupa el cargo al que aspira el juez federal, es Eduardo Casal, quien fuera nombrado de manera interina por Mauricio Macri, tras la salida de Alejandra Gils Carbó. Durante la audiencia, se analizarán los cerca de 700 apoyos que recibió y las 3 impugnaciones.

 

Rafecas recibió el respaldo del exprocurador, Nicolás Becerra, de Stella Maris Martínez, y de Fernanda López Puleio. La postulación del magistrado también fue respaldada por los organismos de derechos humanos como Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, el Cels, Hijos e Hijas, la Comisión Provincial por la Memoria, el Serpaj (de Adolfo Pérez Esquivel), la Apdh, el Museo Esma, la Comisión Vesubio y Puente 12, la Pastoral Social Buenos Aires, el Comité Nacional de Prevención contra la Tortura y Memoria Abierta, entre muchos otros, que se expresaron a favor de la postulación.

 

Entre las impugnaciones se encuentran la de la fundación Apolo, el abogado Fernando Lardies y el exministro de Planificación Federal Julio de Vido, quien resultó procesado por Rafecas en la causa Odebrecht.