Con cuarentena segmentada, el Gobierno busca “ganar tiempo” y evitar que se empine la curva

16 de marzo, 2020

Alberto Fernández

El presidente Alberto Fernández brindó ayer una conferencia de prensa en la residencia de Olivos, luego de haber encabezado durante la tarde una reunión de trabajo interministerial en la que también participaron el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta y el gobernador bonaerense Axel Kicillof.

 

En la conferencia, el Presidente anunció la suspensión de las clases hasta el 31 de marzo, tanto en el nivel inicial como secundario, además de jardines de infantes, y el cierre de las fronteras por quince días. Quienes quieran salir del país, lo podrán hacer sin inconvenientes.

 

 

Si bien ayer por la noche se dieron a conocer once nuevos casos en el país (el total suma 56), Fernández hizo hincapié en que la situación “no se ha agravado”, y que las medidas que se adoptaron dese ayer buscan evitar la espiral ascendente de casos, y evitar que la situación llegue al punto de ser incontrolable.

 

“Que nadie se inquiete”, explicó, con tono tranquilo, el Jefe de Estado. “De este modo vamos a tener un crecimiento paulatino del problema, pero de tal modo que el servicio sanitario argentino pueda controlarlo”, agregó.

 

En ese sentido, Fernández agregó que “todo indica que lo que tenemos que lograr es minimizar la circulación del virus. Hacer todo lo posible para que el virus no circule entre nosotros” y añadió: “tenemos que ganar tiempo para poder administrar de la mejor manera la cuestión sanitaria”.

 

En la reunión de ayer estuvieron presentes funcionarios de la OMS (Organización Mundial de la Salud), quienes aconsejaron medidas drásticas. Además, el Presidente explicó en el inicio de la conferencia que el Gobierno monitorea la situación de aquellos países en donde el coronavirus ha tenido mayor impacto, como España o Italia, en donde los sistemas de salud han quedado colapsados.

 

El Jefe de Estado además, planteó que hay que “luchar contra dos cosas, la pandemia y la psicosis. Si hacemos las cosas bien y respetamos las instrucciones, los riesgos se van a minimizar”, explicó.

 

También Fernández volvió a hacer énfasis en el cumplimiento de la cuarentena, y reiteró que será inflexible con aquellos que la incumplan e hizo mención a Miguel Angel Paz, el hombre que se hizo viral por pegarle a un guardia de seguridad que le reclamó por el incumplimiento de la cuarentena.

 

Fernández anunció que el Gobierno dispuso el “licenciamiento de todas las personas mayores de 65 años” para que “se queden en sus casas, tranquilas y disfruten” de sus hogares, lejos de la posibilidad de contagio y agregó que se les asignarán “horarios de atención específicos en lugares como bancos y centros de salud, porque tienen que seguir haciendo sus vidas, para que no tengan esperas ni tengan que vivir momentos de aglomeración de gente”.

 

Mayores precisiones sobre los alcances de las medidas habrá hoy, cuando se reúna el gabinete económico y social, en donde se analizará la situación del transporte público, (subte, trenes y colectivos) sobre todo en el AMBA (área metropolitana) en donde se concentran el 70% de los casos detectados en el país.