Chubut: paros y deudas profundizan la crisis

12 de marzo, 2020

atech docentes chubut

Las clases no empezaron en Chubut. Y existe incertidumbre respecto de cuando esto pueda normalizarse. El docente, es uno de los conflictos abiertos para la administración del gobernador Mariano Arcioni. Pero no el único. La crisis financiera de la provincia y la caída del precio internacional del petróleo agravan la situación.

 

El gobierno de Arcioni no pudo completar el pago de la masa de sueldos de enero, pagó parcialmente el llamado “tercer rango” –donde hay docentes con antigüedad, directores y supervisores– y todavía debe a los jubilados del cuarto rango más los activos de este último grupo. La respuesta no se hizo esperar: los gremios decidieron no iniciar el ciclo lectivo y están de huelga desde el miércoles 26 de febrero.

 

El Ministerio de Educación de la Nación intenta acercar a las partes, pero la crisis de las finanzas públicas resulta una gran dificultad. El martes, por caso, Arcioni visitó al ministro Trotta, con quien analizó la situación. Coincidieron en la necesidad de encontrar un marco de conciliación, aunque sin salidas concretas. Por lo menos, en lo inmediato.

 

A esa conflictividad, la provincia le suma la inquietud de otros sectores. Organizaciones sociales y gremiales realizan ayer cortes de rutas en distintos puntos de la provincia en demanda del pago de los salarios de enero y en reclamo del aumento de planes asistenciales. En el sur provincial, organizaciones sociales encabezadas por la Corriente Clasista y Combativa (CCC) cortaron la Ruta Nacional 26 que une Comodoro Rivadavia con Sarmiento. Los trabajadores del petróleo que utilizan habitualmente esa ruta para acceder a los yacimientos pudieron sortear el piquete tomando caminos alternativos.

 

Organizaciones sociales y gremiales  realizaron ayer cortes de rutas en distintos puntos en nuevas medidas de protesta.

 

En el otro extremo de la provincia, sobre laRutaNacional 3, militantes del Sindicato de Trabajadores Viales del Chubut (Sitravich) comenzaron un piquete en el acceso norte a Trelew, en inmediaciones del aeropuerto internacional Almirante Zar que no vio afectada su operación. “Estamos cansados de que nos paguen tarde, de pagar intereses, y lidiar con los propietarios de las viviendas que nos alquilan para que nos aguanten”, sostuvo el dirigente del gremio de los viales, Juan Chaura.

 

“La realidad económica y financiera de la provincia es delicada, principalmente por un fuerte endeudamiento en dólares”, había dicho el gobernador en la apertura de sesiones en su provincia. “El objetivo máximo es salir de una vez por todas de esta coyuntura y comenzar a trazar un camino de crecimiento”, agregó entonces. De todos modos, envió un mensaje de tranquilidad a los acreedores, al asegurar que “se está cumpliendo con los vencimientos, honrando las obligaciones”.

 

A esa situación se le suma la crisis política del frente oficialista. Por caso, parecen agravarse las diferencias con el intendente de Trelew, Adrián Maderna, uno de los funcionarios importantes del frente Chubut Somos Todos. Trelew es una de las ciudades más pobladas de la provincia y Maderna, un (¿ex?) aliado.