Bolivia anuncia medidas extremas y un grupo de personas hace piquete en la frontera para que no entren argentinos

13 de marzo, 2020

Bolivia anuncia medidas extremas y un grupo de personas hace piquete en la frontera para que no entren argentinos

El gobierno de Bolivia anunció una batería de medidas para afrontar la expansión del coronavirus en la región y un grupo de personas cortó la frontera con Argentina exigiendo más controles sanitarios a quienes quieran entrar en territorio boliviano.

 

El piquete se da en el puente internacional Salvador Mazza, que conecta Bolivia con Salta. Desde las agrupaciones que organizaron el corte aseguran que “no existe ningún control” que ayude a identificar si existe o no pasajeros con cuadros febriles, en relación al coronavirus.

 

Según informaron llegan por día ocho micros desde Buenos Aires.

 

En relación a esto, el viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, informó que el gobierno nacional ordenará el despliegue de al menos diez mil efectivos de la Policía en fronteras (Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Perú) y aeropuertos, para prevenir el ingreso de personas con coronavirus.

 

 

“Se van a desplegar todos los efectivos policiales con los que contamos, se van a desplegar más que todo en las fronteras y en aeropuertos, como 10.000 efectivos a nivel nacional entre fronteras y aeropuertos”, informó la autoridad, de acuerdo con la local Cadena Erbol.

 

El gobierno transitorio boliviano ordenó suspender todos “los vuelos desde y hacia Europa” a partir del sábado para contener el embate del coronavirus, que ya infectó a tres bolivianos.

 

“Hemos determinado suspender todos los vuelos desde y hacia Europa comenzando a partir de las cero horas del día sábado”, anunció la presidenta interina Jeanine Áñez, en conferencia de prensa en la casa de gobierno.

 

Áñez no precisó hasta cuándo estará en vigencia la medida. Además de la supresión temporal de los viajes a Europa, el gobierno dictó otras seis medidas preventivas.

 

Entre ellas está la “suspensión temporal de clases en todo el país, en todos los niveles y modalidades”, hasta el 31 de marzo.

 

El gobierno prohibió además la realización de eventos públicos de más de mil personas, medida que afecta también a las campañas políticas con miras a las elecciones generales del 3 de mayo.