5 pautas para evitar la infobesidad

A veces, nuestro cerebro se comporta como un glotón. Devora noticias, se atraganta con información, se empacha de datos. Y el resultado no es inocuo.