Solá recibió a Talvi, con miras a una visita de Fernández a Uruguay

18 de febrero, 2020

solá talvi

El canciller Felipe Solá recibió hoy al futuro ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Ernesto Talvi, en una primera señal de acercamiento de la Casa Rosada a la futura administración de Luis Lacalle Pou. Según trascendió, la reunión fue “con miras a una próxima visita oficial del presidente Alberto Fernández al país vecino”.

 

Solá y Talvi mantuvieron un encuentro a solas y compartieron un posterior almuerzo de trabajo en el Palacio San Martín, junto a sus respectivos equipos diplomáticos, donde repasaron aspectos de la relación bilateral y comenzaron a delinear una futura agenda de temas a resolver, según fuentes de la Cancillería.

 

“La reunión con el Ministro de Relaciones Exteriores argentino Felipe Solá fue cordial, abierta y franca. Analizamos los temas más importantes para ambos países: el Mercosur, la política regional y nuestra relación bilateral. Y establecimos línea directa entre cancilleres”, escribió Talvi en su cuenta personal en Twitter, tras su visita al Palacio San Martín.

 

 

El encuentro entre Solá y el futuro canciller uruguayo se enmarca en la intención del Gobierno de estrechar lazos con los principales socios del Mercosur, tras la visita oficial del jefe del Palacio San Martín a Brasil, donde fue recibido por su par de ese país, Ernesto Arújo, y por el propio presidente brasileño Jair Bolsonaro.

 

La relación bilateral, el Mercosur y la construcción de la Hidrovía Paraná-Paraguay fueron algunos de los temas de análisis durante el almuerzo en uno de los suntuosos salones del Palacio San Martín, del que participaron también el vicecanciller, Pablo Tettamanti, y el jefe de Gabinete de la Cancillería, Guillermo Justo Cháves, además del embajador uruguayo en la Argentina, Héctor Lescano Fraschino.

 

También estuvieron el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus y Alberto Iribarne, designado para ocupar la embajada argentina ante Uruguay, entre otros.

 

La reunión bilateral de hoy en el Palacio San Martín nació de una invitación que Solá le hizo a su futuro homólogo antes de su visita oficial a Brasil, con la intención de transmitir la “relevancia estratégica” que el Gobierno le otorga a la relación con Uruguay, luego del respaldo que Fernández le dio al ex candidato del Frente Amplio, Daniel Martínez.

 

En tanto, Iribarne confirmó hoy una próxima visita del presidente Fernández a Uruguay “un día o dos después” de la asunción de Luis Lacalle Pou a la Presidencia.

 

“Seguramente el primer jefe de Estado que visite Uruguay va a ser el presidente Fernández, un día o dos después de que asuma el presidente Lacalle”, aseguró Iribarne en declaraciones a El Destape Radio.

 

Fernández no podrá viajar a Uruguay para asistir a la asunción de Lacalle Pou el 1° de marzo próximo debido a que ese mismo domingo deberá inaugurar, ante la Asamblea Legislativa, las sesiones ordinarias del Congreso Nacional, tal como lo establece la Constitución argentina.

 

“Lamentablemente el 1 de marzo no voy a poder viajar a la asunción de Lacalle Pou, pero espero poder viajar en los próximos días a visitarlo y saludarlo. Es el presidente electo de un país querido como Uruguay y quiero verlo, por supuesto”, aseguró Fernández en una entrevista con C5N.

 

Comercio bilateral

 

Las exportaciones de Uruguay a Argentina representan cerca de un tercio de los productos de origen nacional que llegan a la otra orilla del Río de La Plata.

 

Con todo, la relación bilateral se ve atravesada por conflictos de “muy baja intensidad”, principalmente en materia comercial, según definió Iribarne.

 

Uno de ellos es la exigencia de Uruguay para que el Instituto Nacional de Leche y Viniticultura certifiquen la inexistencia de aguas exógenas, (agua agregada), en los vinos argentinos que ingresan a suelo uruguayo, algo que los bodegueros nacionales ven como una “traba” para la exportación.

 

Otro de los puntos, es el de la tasa “consular”, del 3%, que cobra Uruguay a las importaciones de productos intra-Mercosur, un impuesto similar a la Tasa Estadística que Argentina eliminó a partir de la sanción de la ley de Solidaridad, en diciembre pasado.

 

En lo político, persisten aspectos de disidencia: Talvi ya adelantó que la futura administración de Lacalle Pou respalda la reelección del uruguayo Luis Almagro como secretario general de la OEA, una postura que comparte con Brasil, mientras que Argentina busca una candidatura alternativa a la del uruguayo.

 

Dejá un comentario