Según Ferreres, la actividad económica cayó 2,9% interanual en enero

27 de febrero, 2020

Trabajo Industria

De acuerdo con el IGA-OJF, realizado por Orlando J. Ferreres & Asociados, en el arranque del año el nivel general de actividad económica tuvo una caída de 2,9% interanual, en línea con lo que se venía observando en el último trimestre de 2019.

 

Pese a la baja interanual, Ferreres destacó que en términos desestacionalizados la actividad económica se mantuvo sin cambios en relación al resultado de diciembre, “dando la pauta de que se habría alcanzado un piso durante el último cuarto del año pasado”.

 

 

En los sectores productores de bienes, el segmento agropecuario marcó una contracción del 0,6% en relación a enero del año anterior, mientras que la industria manufacturera y la construcción cedieron 1,9% y 6,9% respectivamente.

 

Por el lado de los servicios, se destacó la fuerte baja del rubro del comercio (6,9%), el cual muestra debilidad tanto en su rama minorista como en la mayorista.

 

Si bien la economía se estaría estabilizando, “no vemos todavía mayores indicios que nos hagan anticipar una recuperación en el corto plazo, con una configuración macroeconómica repleta de incertidumbre”, advirtió el informe de Ferreres.

 

 

  • Agricultura y ganadería: Este sector de la actividad mostró una caída del 0,6% interanual en el inicio del 2020, con una contribución negativa por parte de la rama agrícola (1,7% interanual) que fue compensada parcialmente con el alza observada en el segmento ganadero (2,1%). En líneas generales, el sector está dejando de reflejar los sorprendentes números de la campaña agrícola precedente, para verse condicionado por previsiones más modestas.

 

  • Industria Manufacturera: En el mes de enero la producción industrial registró una contracción de 1,9% al comparar con igual mes del año pasado, mientras que la medición desestacionalizada registró una suba mensual de 1,6%. En esta oportunidad, el rubro que mayor injerencia tuvo para explicar la caída fue el de alimentos, bebidas y tabaco, que anotó un descenso del 2,8% interanual afectado por la baja en la elaboración de aceites. Por otro lado, también hubo contracciones de relevancia en el segmento de minerales no metálicos y metálicas básicas, pero que fueron compensadas por la dinámica del apartado de maquinaria y equipo, que se vio favorecido por el aumento de casi 40% en la fabricación de automóviles. Este último número estuvo influenciado por la pobre base de comparación, además de reflejar la mayor cantidad de días hábiles que se registraron en enero pasado.

 

  • Electricidad, Gas y Agua: Dentro de los sectores más relevantes, el de electricidad, gas y agua, fue el único que mostró un resultado positivo, creciendo 0,9% interanualmente. Este resultado fue consecuencia del alza del 6% en la generación de electricidad, favorecida por la suba del 1,3% en la fuente térmica y los crecimientos extraordinarios reportados en segmentos de menor ponderación (en particular, energía nuclear y renovable).

 

  • Comercio: La actividad comercial cayó 6,9% en relación a enero de 2019, afectado por una merma del 9,7% en la rama minorista, y un descenso del 3,5% en la mayorista. Desde que comenzó su declive al cierre del primer trimestre del 2018, este sector de la actividad acumula un retroceso del 16,5%, contrastando con la dinámica del promedio general (9,2%).

 

Dejá un comentario