Prevén aumentos de 41% en los puestos gerenciales

21 de febrero, 2020

Las empresas argentinas estimaron que el personal fuera de convenio (aquellos que ocupan cargos gerenciales) recibirá aumentos salariales cercanos al 41,2% en 2020.

 

Así se desprende del último relevamiento realizado por Mercer, consultora global líder de recursos humanos, en el que indicaron que un aumento del 20% sería otorgado en el primer semestre y el restante de 17% en el segundo. Mientras que la inflación estimada para el año ronda el 40%.

 

En esa línea, el 17% de las compañías dijo que incluirá en la pauta para este año puntos (en promedio 7%) para recuperar la pérdida del poder adquisitivo que ocurrió en 2019.

 

 

Mercer realiza la Encuesta Spot sobre Incrementos salariales y Decreto 14/2020 cada tres meses, con la participación de 280 empresas, para monitorear la evolución de las tendencias salariales en las firmas.

 

Puntualmente, abril, con el 47% de las respuestas y octubre, con el 49% , son los meses más elegidos por las empresas para dar incrementos, seguidos de marzo, con el 30% de las preferencias y julio, con el 29%.

 

“Si bien se observa que todos los meses muestran mayor cantidad de aumentos en comparación con años anteriores, marzo y julio comienzan a mostrar un peso relativo mayor”, destacó Ivana Thornton, directora de Career. “Además, se profundiza la tendencia de aumento de momentos de revisiones salariales”, comentó. Lo que no es menor: el 18% de las empresas estima otorgar cuatro o más incrementos salariales durante 2020.

 

En cuanto a los sectores, los mayores porcentajes de subas salariales se observaron en las industrias automotriz/autopartista (48,4%), de servicios financieros (45,67%), energía (44,35%) y high tech (43,63%). “Se mantiene como tendencia la importante dispersión de los porcentajes de aumentos entre industrias y entre empresas de una misma industria”, agregó la experta de Mercer. Como es de esperar, en términos generales, los porcentajes de aumentos salariales anuales más altos estimados corresponden a las empresas de mayor rango de dotación y facturación; sin embargo, desde la consultora resaltaron que no se observa una tendencia uniforme.

 

Bono por performance

 

En lo que respecta al pago de bono por performance 2019 a pagar en 2020, el 48% de las empresas informó que estiman realizar el pago en target, mientras que el 22% informó que estará por debajo del target, y el 19% estimó que estará por encima. Marzo y abril son los meses más prevalentes para el pago del bono.

 

Desde Mercer señalaron que el bono está determinado por el desempeño de cada compañía a nivel global, regional y local, sumado al desempeño individual del empleado. Estos componentes impactan de distinta manera en el bono de cada empleado, según el puesto que ocupe en la compañía. “Por ejemplo, en los niveles más altos, el desempeño global de la empresa tiene una gran incidencia en el bono. En cambio, en los niveles más bajos, el desempeño individual es el que tiene mayor peso”, explicó la directora de Career.

 

Este tipo de programas de compensación variable tienen como fin atraer, retener y motivar a los empleados. Además, aportan a los objetivos organizacionales, tales como alinear pago y resultados de negocio, reforzar cambios culturales, dar a los empleados un interés por el desempeño de la compañía y comunicar los valores de la organización.

 

Decreto 14/2020

 

En esta ocasión, la encuesta preguntó a las compañías sobre el Decreto 14/2020, y resultó que sólo el 14% de las empresas optó por otorgar en enero el incremento de $4.000, en lugar de pagar $3.000 en enero y los restantes $1.000 en febrero.

 

El 63% de las compañías encuestadas expresó que el monto definido por el decreto será tomado como parte del incremento salarial previsto en la estimación 2020.

 

Por último, el 73% de las empresas manifestó que no adelantarán los incrementos salariales planificados para el primer semestre a los meses de enero o febrero.

 

***

Las diferencias sectoriales

 

Si bien va a ser un año duro (otro más…) “para transitar despacio con la esperanza de que aclare en el segundo semestre”, dice Matías Ghidini, “la primera es que, gracias a las medidas en torno a las pautas de ajustes salariales de privados y públicos, es posible que en 2020 los sueldos puedan acercarse al incremento del costo de vida”. La segunda buena, dice el experto en RR.HH. “es que se espera que las empresas que se mueven en la industria del conocimiento sostengan e incrementen su demanda laboral este año, gracias a la exportación de know how profesional criollo de media y alta calificación hacia el resto del mundo”.

 

Estas compañías, dice, “necesitan incorporar perfiles muy precisos de tecnología (IT), recursos humanos, contabilidad, impuestos y compras”. Será, por ende, un mercado laboral, describe Ghidini, con significativas diferencias sectoriales. “Consecuencia inevitable de la pobre planificación estratégica de los recursos humanos. Pocas industrias demandando talento (tecnología, fintech, energía, agro) y muchas, en rigor, la mayoría, defendiendo y apenas sosteniendo el actual”, dice Ghidini y sugiere: “Para el candidato, extrema resiliencia, mucha prudencia y ojos abiertos”.

 

¿Reforma laboral? Según el experto: “Sigue pendiente una necesaria reforma laboral, un ítem difícil pero indispensable y que viene siendo pospuesto hace tiempo. Sin un renovado marco legal más moderno, flexible, inclusivo y estratégico no hay creación genuina de empleo privado de calidad posible. Está claro que no existe recuperación profunda de la demanda laboral sin el resurgimiento de las pymes, verdadero motor de la mayor proporción del empleo en Argentina. Los 180 días de doble indemnización impuestos por el Gobierno no parecen ser el mejor incentivo que las mismas precisan para recuperar la confianza y comenzar a engrosar sus plantillas. El escenario asoma gris y difuso por este lado”.

 

Dejá un comentario