Pesce amenazó a los bancos con bajar las tasas vía normativa

19 de febrero, 2020

miguel pesce tasas

El presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce, se reunió ayer con los representantes de las principales asociaciones de bancos del país y les reclamó que bajen las tasas que cobran por el uso de las tarjetas de crédito. En caso de no hacerlo, el funcionario les aseguró que instrumentará esa reducción mediante una normativa.

 

Puntualmente, según indicaron fuentes oficiales a Télam, el pedido del BCRA a las entidades bancarias fue que “acerquen una propuesta” para reducir las tasas que actualmente cobran por el financiamiento de las compras con tarjeta de crédito que, en algunos casos, llega hasta el 93% anual y que es incompatible con una reactivación del consumo masivo que busca el Gobierno para “encender la economía”.

 

De hecho, la iniciativa de Pesce obedece a un pedido del presidente Alberto Fernández, que la semana pasada tildó de usureras las tasas que se cobran por el uso de las tarjetas de crédito y aseguró que hablaría con las autoridades de la entidad monetaria para “que lo resuelvan”. En ese sentido, a partir de 1 de marzo, según trascendió ayer, el Banco Nación bajará de 67% a 49% la tasa de interés para sus tarjetas de crédito, lo que generará que el Costo Financiero Total (CFT) pase de 120,2% a 78,5%.

 

“Reducir las tasas de las tarjetas es imprescindible para mejorar el ingreso de la clase media e impulsar el consumo”, manifestaron las fuentes a la agencia estatal, y ratificaron que si los bancos deciden no cooperar “esa reducción se va a dar por la vía normativa”.

 

Según establece la Ley de Tarjetas, el costo financiero no puede superar en 25% lo que se cobra por las líneas de préstamos personales, por lo que una de las medidas que podría adoptar la entidad monetaria es imponer un tope al cobro de este tipo de créditos y de esta manera forzar a la baja el costo por el uso de los plásticos.

 

De acuerdo con un relevamiento del 5 de febrero realizado por este banco estatal, el Banco Santander tiene una tasa nominal anual (TNA) de financiación de 93%; Galicia, de 87%; Macro, de 85%; BBVA, 81%; Supervielle, 69%; Ciudad, 67%; Crediccop y Banco Provincia, 65%.

 

La reunión de ayer se realizó en la sede del Ministerio de Producción y de la que también participaron el titular de esa cartera, Matías Kulfas, y los presidentes de la Asociación de Bancos Argentinos (Adeba) y de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), Javier Bolzico y Claudio Cesario, respectivamente.

 

Durante el encuentro, se habló también sobre la continuidad del plan Ahora 12, cuya vigencia culmina el próximo 31 de marzo y que explica cerca de la mitad de las compras con tarjeta de crédito, aunque los bancos aseguran tener dificultades para financiarlo.

 

Por su parte, fuentes de los bancos presentes en la reunión aseguraron que ya están trabajando para ver cómo pueden encontrar “la forma de bajar las tasas”, y que con el plan Ahora 12 están avanzando para “poder continuarlo con las tasas al 0%”.

 

Durante la reunión de ayer se discutió sobre formas para financiar las cuotas sin interés, ya que actualmente el 20% de lo que se entrega a los consumidores está subsidiado vía encaje, con un límite de 1,5% de los depósitos, un porcentaje ya superado por casi todas las entidades.

 

“La idea es renovarlo. Probablemente pueda mantenerse el esquema de tasa subsidiada una parte por parte del Estado, otra parte los bancos, y los comercios que quieran adherir”, apuntaron las fuentes y agregaron que “no parece razonable que en un escenario de baja de tasa de interés propongan subir las tasas del programa”, por lo que indicaron que “se va a trabajar para que efectivamente se cumpla con el espíritu, que es financiar la compra de productos nacionales”.

 

Desde que asumieron las nuevas autoridades en diciembre, el Banco Central impulsó una fuerte baja en las tasas de política monetaria, que pasó de 63% al comienzo de la gestión a 44% con la licitación de Leliq de ayer, con la idea de acelerar el crédito a personas y empresas.

 

Si bien la financiación a micro, pequeñas y medianas empresas tomó un fuerte impulso en las últimas semanas con una tasa máxima del 35% que aplicaron decenas de bancos de todo el país, el costo de préstamos se mantuvo casi sin cambios para el resto de las líneas de crédito.

 

Dejá un comentario