Ola de crímenes narco en Rosario: para el ministro de Seguridad de Santa Fe es algo “bastante estacional”

20 de febrero, 2020

El ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Sain, se refirió a la cantidad impactante de asesinatos en Rosario, Gran Rosario y la ciudad de Santa Fe en los primeros meses del año. “Es algo bastante estacional en esta época”, planteó en diálogo con la periodista María O’ Donnell en radio Metro.

 

“No sabemos por qué, no sabemos cuál es la razón. Nunca hubo una explicación del gobierno anterior y nosotros tampoco hemos tenido tiempo para encontrarla”, analizó cuando le preguntaron los motivos.

 

El funcionario remarcó que los crímenes, la mayoría con tintes mafiosos claramente identificables con el narcotráfico, tiene un trasfondo de disputa de negocios. “La pelea comercial es feroz. Es una pelea por el control del territorio, por las bocas de expendio, y es una pelea por una enorme rentabilidad que genera la venta de cocaína y de marihuana en Rosario”, argumentó.

 

En ese sentido, afirmó que el triple crimen del domingo pasado en la ciudad de Rosario “es consecuencia de uno anterior” y que está motivado en “una vieja puja de clanes familiares” por la venta de estupefacientes.

 

El titular de la cartera de Seguridad se refirió así a los asesinatos de una pareja de jóvenes de 21 años y su beba de 1 año, ocurridos el domingo por la noche en la zona noroeste de Rosario.

 

“La familia Albornoz es muy conocida en el barrio (Empalme Graneros) donde ocurre esto, por comercialización de estupefacientes”, afirmó el ministro santafesino ayer en declaraciones a C5N.

 

También ubicó en ese escenario el brutal asesinato de una joven pareja y de su beba de un año y medio en Empalme Graneros. Florencia Corbalán y Cristopher Nahuel Albornoz, ambos de 21 años, se desplazaban en una moto Honda Tornado con su hija, A., cuando fueron víctimas de una gran cantidad de disparos de una ametralladora. Los investigadores sospechan que los Albornoz estuvieron vinculados al negocio de la droga.

 

Por su parte, la directora del Instituto Médico Legal, Alicia Cadierno, que depende de la Corte Suprema de Justicia de la provincia de Santa Fe y que recibe los cadáveres y sus médicos forenses son los encargados de informar a los investigadores los diagnósticos de cada muerte, reconoció que no dan abasto: “Es como tener una catástrofe todas las semanas”.

 

Dejá un comentario