Más cerca del acuerdo en PBA, dudas en Santa Fe

28 de febrero, 2020

paritaria nacional docente

El principio de acuerdo entre el Ministerio de Educación de la Nación y los cinco gremios con representación nacional en la paritaria docente abrieron el marco para que la discusión se traslade a las provincias, donde domina la diversidad, más allá del compromiso de la Nación de asegurar el básico acordado. Ayer, por caso, se llevaron a cabo los encuentros entre partes en tres de las provincias más importantes. Mientras que en Buenos Aires habría un principio de acuerdo, en Santa Fe prevalen las dudas y la incertidumbre. En Córdoba, en tanto, los gremios docentes ya avisaron que comenzarán las clases con un cronograma de asambleas en los colegios. En la Ciudad de Buenos Aires, negociaciones estancadas.

 

En el primero de los casos, la administración de Axel Kicillof propuso a los docentes bonaerenses un aumento escalonado que alcanzaría el 16,6% hasta junio. De esta forma, el salario inicial a $29.000 en marzo y a $31.058 en junio. Ofreció, además, una cláusula de garantía que se activará en caso de que la inflación supere el aumento.

 

Con estos números, la gestión provincial mejoró la oferta nacional, pero no terminó de formalizar el acuerdo con los gremios. Hoy habrá asambleas en los sindicatos que integran el Frente de Unidad Docente y se estima que lo más probable es el acuerdo. “El congreso extraordinario de la FEB definirá en base a las asambleas distritales si comienzan o no las clases este lunes”, sostuvo la Federación de Educadores Bonaerenses en un comunicado.

 

Luego de cerrarse la paritaria nacional docente, llega la discusión en las provincias. En Córdoba, clases con asambleas.

 

En Santa Fe, la situación está atravesada por la incertidumbre. El gobierno de Omar Perotti presentó sus números y los gremios se manifestaron disconformes. Los ministros de Trabajo, Roberto Sukerman, y de Educación, Adriana Cantero, propusieron llevar el sueldo básico de $33.500 a $35.500. Ese aumento, considerado insuficiente, sería “hasta mayo” y luego “plantean una nueva paritaria en el mes de junio”. “Está muy por debajo de nuestras expectativas”, dijeron los representantes de Amsafe y Sadop, los dos gremios más representativos. Los dirigentes llevarán la discusión a las escuelas, pero se descarta que haya medidas de fuerza la semana que viene, más allá de la persistencia del malestar.

 

En Córdoba, en tanto, la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) mostró su rechazo ante la primera oferta de la gestión de Juan Schiaretti y anunció que las clases comenzarán con un cronograma de asambleas. Los docentes hablan de “falta de una propuesta salarial digna” y establecieron “una hora de lectura” de un documento para el lunes 2, asambleas de delegados escolares para el martes 3 y asambleas de delegados escolares para el miércoles 4. El viernes 6, si no hay una nueva oferta que convenza a los gremios, una asamblea provincial decidirá los pasos a seguir.

 

Los gremios porteños reclaman un aumento por encima de la inflación y la actualización de las asignaciones familiares.

 

Por último, en la Ciudad de Buenos Aires, las negociaciones entre los sindicatos docentes y las autoridades educativas porteñas parecían estancadas, luego del cuarto intermedio acordado ayer. Los gremios reclaman un aumento por encima de la inflación y la actualización de las asignaciones familiares, que “están congeladas desde hace siete años”, sostuvo el secretario general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Eduardo López, en un comunicado.

Dejá un comentario