La asunción de Lacalle Pou: afuera Cuba, Venezuela y Nicaragua, y Alberto confirmó que no irá

16 de febrero, 2020

El presidente Alberto Fernández confirmó ayer que no asistirá a la toma de mando del presidente electo uruguayo Luis Lacalle Pou y dejó también en suspenso la esperada primera reunión con su par brasileño Jair Bolsonaro.

 

“Lamentablemente el 1° de marzo no voy a poder viajar a la asunción de Lacalle Pou, pero espero poder viajar en los próximos días a visitarlo y saludarlo. Es el presidente electo de un país querido como Uruguay y quiero verlo, por supuesto”, dijo en una entrevista para C5N.

 

La relación entre ambos había dado señales de distensión el pasado miércoles, cuando el canciller Felipe Solá fue recibido en el Palacio del Planalto y volvió con una invitación para un encuentro privado el 1° de marzo en Montevideo, donde ambos mandatarios coincidirían para la asunción de Lacalle Pou.

 

En ese sentido, explicó que justo en esa fecha -por mandato constitucional- debe inaugurar la sesiones ordinarias del Congreso y dar un discurso sobre la situación del Estado. “Es un día complicado para nosotros”, señaló con el objetivo de que “nadie malinterprete” su ausencia como un gesto de desdén.

 

“Con el presidente de Brasil veremos cuándo podremos encontrarnos, yo siempre estoy dispuesto”, aseguró Fernández al respecto.

 

El canciller Solá recibirá este martes al designado ministro de Relaciones Exteriores del Uruguay, Ernesto Talvi, en un primer acercamiento formal de la Casa Rosada a la futura administración de Lacalle Pou.

 

El encuentro bilateral, que se llevará a cabo en el Palacio San Martín, parte de una invitación que Solá le hizo al futuro canciller antes de su visita oficial a Brasil con la intención de transmitir la “relevancia estratégica” que el Gobierno le otorga a la relación con Uruguay, luego del respaldo explícito que el presidente Alberto Fernández le dio al derrotado candidato del Frente Amplio, Daniel Martínez, durante la pasada campaña presidencial.

 

La relación bilateral, el Mercosur y la construcción de la Hidrovia Paraná-Paraguay serán, entre otros temas, parte de la agenda que Solá analizará junto a Talvi, informaron a Télam desde el Palacio San Martín.

 

La señal de acercamiento de la Casa Rosada fue destacada por el propio Talvi, quien en su cuenta personal en Twitter remarcó: “Hoy recibimos la invitación del canciller Felipe Solá para reunirnos en Argentina. Lo valoramos y esperamos concretar la visita en los próximos días @felipe_sola”.

 

 

Desde el momento de su designación, Talvi dio muestras de la importancia que el futuro gobierno de Lacalle Pou le otorgará al Mercosur.

 

“Apostaré por un Mercosur moderno y flexible”, dijo el futuro canciller a la prensa apenas fue oficializada su designación, y marcó los lineamientos que tendrá la política exterior del Uruguay bajo el liderazgo del nuevo mandatario.

 

“Nos relacionamos con Estados y no con gobiernos, no por afinidades, sino por intereses”, afirmó entonces, y puntualizó que lo conveniente “para un país pequeño como es Uruguay es conjugar los intereses de los países de la región, para que puedan confluir”.

 

Derecho de admisión

 

Lacalle Pou también dio órdenes de no invitar a su toma de posesión a representantes de los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua, según informaron esta semana al diario local El Observador fuentes cercanas al flamante jefe de Estado.

 

De acuerdo con el diario uruguayo, se trata de una decisión personal de Lacalle Pou que tendrán que ejecutar el Gobierno saliente de Tabaré Vázquez y el entrante, que organizan conjuntamente la investidura presidencial.

 

No obstante, el gobierno electo también tiene resuelto no aceptar a un eventual embajador nombrado por Guaidó, como sí lo hicieron otros países de la región.

 

En el caso de Bolivia, el futuro canciller de Uruguay anunció que Jeanine Añez será invitada al acto y explicó que: “Bolivia ha tenido un quiebre institucional, en el que hay un gobierno de transición que ha anunciado para el 3 de mayo elecciones democráticas, abiertas, con observadores internacionales, así lo ha reconocido la Unión Europea, así lo reconocemos nosotros”.

 

En cuanto a otros invitados, ya está confirmada la presencia de los presidentes de Paraguay, Mario Abdo Benítez; Chile, Sebastián Piñera; y Brasil, Jair Bolsonaro, con quien Lacalle Pou podría mantener una reunión bilateral el mismo 1 de marzo, señala el medio local.

 

Dejá un comentario