La licitación tuvo ofertas, pero los bonos bajaron

21 de febrero, 2020

bonos graficos bolsa riesgo incertidumbre

Por Luis Varela

 

Cortando clavos, en horas de gran expectativa, los funcionarios del ministerio de Economía fueron recibiendo ayer las ofertas de parte del mercado por la licitación que hizo ayer el Gobierno, con el objetivo de conseguir liquidez en pesos y, con eso, poder pagar sin problemas, es decir sin que el Banco Central tenga que emitir, vencimientos por algo más de $ 20.000.

 

Y puede decirse que el resultado obtenido fue bastante mejor que en el llamado de la semana pasada, cuando el Gobierno salió a pedir $ 10.000 millones, y las ofertas apenas llegaron a $ 6.000 millones, y se supone que con alguna ayudita de los amigos, es decir de entidades públicas que decoraron el dinero presentado.

 

Pero ayer, al menos según el comunicado realizado por la secretaría de Finanzas, hubo licitación a través de dos canales y hubo distensión al final del día porque en total se recibieron 845 órdenes de compra por $ 27.455 millones, a saber:

 

  1. Por un lado, el Gobierno logró canjear ayer más de $ 9.000 millones (US$ 145,7 millones) por el Bono Dual (AF20), es decir, casi tres veces más de lo previsto inicialmente, en el marco de la reapertura del canje activo cuyo pago de capital fue reperfilado la semana pasada hasta fines de septiembre. El canje de este bono fue por otro en pesos Badlar + 100 pbs’ vto. 2021, con un precio de corte de $ 1.089 y una tasa anual del 34,55%. Frente a esto, operadores del mercado coincidieron en que el canje del AF20 esta vez funcionó mejor que los anteriores porque “salió a un precio casi de mercado”, si se lo compara con el valor que tuvo un inversor que compró el Bono Dual posreperfilamiento.
  2. Por otro lado, la Secretaría de Finanzas colocó dos letras del Tesoro en pesos (Lebad) por $ 3.600 millones (US$ 58,3 millones). Esta colocación de Lebad fue con vencimiento el 28 de mayo fue por $ 2.588 millones, con un precio de corte de $ 1.042,41 por cada $ 1.000, lo cual representa una tasa nominal anual del 37,39%. En tanto que para las Lebad con vencimiento el 28 de agosto se colocaron $ 1.012 millones de pesos, con un precio de corte de $ 1.005,44 y una tasa anual del 40,4%. Frente a estos números, un especialista de mercado señaló que “el rollover de las Lecap fue muy bajo, si se tiene en cuenta que la semana que viene vencen $ 20 mil millones”.

 

Detrás de esta negociación, que fue seguida segundo a segundo por todos los operadores, ya que un fracaso marcaba un gran problema para el Gobierno, las noticias que fueron apareciendo también fueron afectando las cotizaciones de todos los valores a lo largo del día.

 

Y debe decirse que la rueda de ayer no fue para nada sencilla a nivel internacional, ya que el impacto del coronavirus y el freno de actividad que están mostrando muchas economías van complicando las cosas en todas partes, con inversores que se van asustando, tomando posiciones más cautelosas, y saliendo de inversiones que son consideradas de mayor riesgo.

 

Por esa razón, con la Opep realizando reuniones y advirtiendo que habrá grifos cerrados el precio del petróleo se afirmó nuevamente, pero lo que más sobresalió fue un nuevo aumento de los metales preciosos y debilidad de los metales básicos, que son los que abastecen la actividad de las industrias.

 

Por todo eso, ayer en el exterior el dólar subió nada menos que 1,4% en Chile y México, avanzó 0,6% en Brasil y Japón, mejoró 0,3% contra la libra y aumentó 0,2% contra el euro.

 

Mientras que las commodities actuaron en consecuencia. Con una suba del 1,9% para el petróleo, hasta US$ 53,73. Y siguió la la suba de los metales preciosos: el oro ganó 0,8% y la onza de plata mejoró 0,2%. Al tiempo que los metales básicos actuaron en baja: el aluminio cedió 0,7%, el cobre bajó 0,8% y el níquel cedió 0,9%. En Chicago también hubo una baja del 0,5% para el maíz y la soja, con achique del 0,9% para el trigo. En Rosario se observó una baja del 0,7% para el maíz, descenso del 2,2% para la soja y caída del 7,7% para el trigo (después de un llamado del ministro de Agricultura a la mesa de enlace, para frenar los paros del campo que estaban en marcha) Y, de manera completamente comprensible, siguió la volatilidad de las criptomonedas: el bitcoin bajó 5,6%, con el litecoin aún más afectado, todos esperando los eventos de abril, con la aparición de criptos gigantes, de Facebook y China.

 

Con ese complejo panorama externo, y con la licitación de los bonos realizada por Economía, las pantallas de los operadores vieron precios con altísima volatilidad: primero muy hacia abajo, luego con marcada recuperación, y en la última media hora de negocios nuevamente en dirección descendente.

 

A grandes rasgos se puede decir que el balance del día fue un dólar tranquilo a pesar de lo que pasaba afuera, con los valores oficiales subiendo y los valores libres frenados. Al tiempo que los precios de las acciones actuaron bien, con repuntes, pero los bonos argentinos siguieron retrocediendo, con un riesgo país que subió 55 unidades, hasta 2.108 puntos básicos, el mayor nivel de toda la presidencia de Alberto Fernández.

 

Detrás de este movimiento, complicó un poco más una declaración del titular del Banco Central, que dijo que aunque ve “pocas probabilidades”, advierte que un default “es posible”. Al tiempo que la autoridad monetaria decidió que por seis meses no se pueden mover las comisiones bancarias, y al tiempo que se decidió trabar a los bancos para que no puedan seguir debitando de manera automática las cuotas de los créditos (la AFIP, sí podrá hacerlo).

 

Miguel Pesce, además, ratificó que el cepo cambiario se queda: estimó que en todo 2020 no se podrán comprar “más de doscientos dólares” en el canal oficial. Así, el dólar turista subió ayer 20 centavos hasta $ 83,02. El dólar oficial subió 15 centavos hasta $ 63,86 y el blue sin cambios en $ 78,90. Mientras que el dólar mayorista subió 6 centavos hasta $ 61,79, con suba de US$ 13 millones para las reservas del Central que de esa manera tiene US$ 44.716 millones. Y, detrás de todo eso, el dólar mep bajó 32 centavos hasta $ 80,05. Y el contado con liquidación cayó 56 centavos hasta $ 81,03. Por lo que la brecha entre el dólar oficial y el blue se mantuvo en el 23,6% y la brecha entre el ccl y el mayorista cedió al 31,1%. Y, medidos en pesos, la libra cayó 12 centavos hasta 79,46, el real perdió 7 centavos hasta 14,06 y el euro cedió 6 centavos hasta 66,56.

 

Los bancos siguieron atentos todas las resoluciones de la autoridad monetaria y decidieron un movimiento mixto en las tasas de los plazos fijos: pagaron 32% anual por plata chica y 35% por plata grande.

 

Finalmente, en cuanto a títulos, los públicos bajaron y los privados estuvieron sostenidos. En el exterior hubo una baja para los bonos de Brasil y México, con suba para los de España e Italia. Pero los títulos argentinos, con pocos negocios, tuvieron una baja promedio del 1,5%. El 80% de lo operado en bonos se concentró en ocho papeles: AY24 36%, AY24X 22%, TC20X 5%, TO26X 4%, TC23X 4%, TC20 3%, AF20 3% y A2M2 3%. Y en los extremos se registraron subas del 4% al 13% para los bonos TD21, PR15X, BPLDD, TC23X y PAA0D. Y derrumbes para el bono TC23Z y caídas del 3,5% al 6,7% para los bonos TB21, AE48D, A2M2, AA37X, AF20, AF20D, DIP0, DICAX, CUAP y TC23.

 

Con el coronavirus amenazando, hubo bajas del 0,4% al 0,7% para los índices de la Bolsa de Nueva York y también se registraron caídas de 1,7% en la Bolsa de San Pablo y merma del 0,1% en la de México.

 

Y en la plaza bursátil local, con más negocios ($ 575 millones), la Bolsa subió 1,5%. El 80% de lo operado en acciones se transó en ocho papeles: Galicia 36%, YPF 12%, Pampa E 8%, Banco Macro 8%, ByMA 4%, Banco Supervielle 4%, Loma Negra 4% y TGS 4%. Y en los extremos hubo alzas del 3% al 5% para Supervielle, Banco Macro, Longvie, Cresud, Richmond, BYMA, Banco Patagonia y Banco Francés. Y bajas del 2% al 3,5% para Agrometal, Celulosa, Casado, Rosenbusch, Grimoldi, Loma Negra y Boldt. Al tiempo que los ADR argentinos que cotizan en Nueva York tuvieron subas del 1% al 5,7% para Cresud, TGS, Macro, Ternium, Pampa E, Tenaris, Edenor, IRSA I y Galicia y bajas del 2% al 3,5% para IRSA P y Globant.

 

Dejá un comentario